6 de abril de 2018.

Del 17 al 22 de abril, en Fiera Milano de Rho, se celebrará la 57a edición del Salone del Mobile. Milano, cita ineludible del sector a nivel mundial. La convocatoria de este año se anuncia como un nuevo punto de partida. Y, dado que cada principio requiere reflexión y esmero, este año el Salone del Mobile. Milano ha redactado su primer Manifiesto. No es sólo un gesto de afecto para con la ciudad y todos los actores que han decretado su éxito, por sobre todo, es una declaración de intenciones que sienta las bases de una nueva manera de pensar, de construir un sistema y de diseñar.

“El éxito del Salone del Mobile reside en la inagotable red industrial en que se basa: un sistema productivo que nació del encuentro entre los empresarios de las pequeñas y las grandes empresas, por un lado, y los diseñadores y los arquitectos, por otro. Trabajan todos juntos para crear y exhibir la excelencia. Sin embargo, hoy para ganar el desafío global, tenemos que hacer mucho más,  tenemos que apostar por la innovación y la calidad sostenible, por la capacidad de construir un sistema y hacer cultura, por la voluntad de compartir información y valorar a las nuevas generaciones – afirma Claudio Luti, Presidente del Salone del Mobile. – Por ello, también el Salone sigue renovándose y consolidando sus vínculos con Milán. El primer Manifiesto es un compromiso para hacerlo cada vez mejor. Y es un llamamiento a Milán, la ciudad que está en el centro de todo y de la que arrancó todo: para construir redes y para crecer juntos; para multiplicar la fuerza centrípeta y el poder de atracción del Salone y para consolidar a la ciudad en ese place to be, en ese lugar donde hay que estar ineludiblemente, para las grandes marcas, sus proyectos y sus recursos humanos y económicos”.

“El Salone del Mobile – explica el alcalde de Milán, Giuseppe Sala – es una marca distintiva de nuestra ciudad. El Salone es mucho más que una mera exposición de muebles y objetos decorativos. Es un evento internacional, un laboratorio de experimentación e investigación, lugar de encuentro y escaparate de nuevos negocios, es una cita que los diseñadores y los arquitectos no se pueden perder. Aquí, todos los años, los mismos presentan y estudian los avances de las tendencias, adelantándose a las mismas. Y, cada vez, le prestan más atención a la sostenibilidad. En otras palabras, el Salone es la expresión cabal del espíritu de iniciativa, joven, concreto y con visión de futuro de nuestra Milán. Estoy seguro de que la convocatoria de 2018 contribuirá a reforzar esta imagen suya”. Con la imagen de una Milán en la que se centra el proceso de renovación, precisamente, comienza el Manifiesto del Salone del Mobile, que se propone hacer de acicate en pos de una nueva manera de pensar en el certamen y en la ciudad, a fin de consolidar el proceso de internacionalización y el liderazgo conquistado a lo largo de los años. De hecho, el llamamiento a innovar es una exhortación a no caer en el autobombo: hay que mirar más allá de lo que se hizo hasta ahora para plantearse objetivos, como la calidad  sostenible, la colaboración, la inclusión, el compartir y el valorar el talento de los jóvenes y el patrimonio cultural. De esta manera, realmente se dará forma a un diseño y a una arquitectura, más atentos a las necesidades de una sociedad que evoluciona sin cesar y que disfruta de proyectos que ya tienen un pie en el futuro. Pero que, además, precisa muchas pequeñas emociones en la vida cotidiana.

40103135652_c35d8effbc_o

“El espíritu que se propone orientar esta edición del Salone del Mobile es una idea renovada de sistema, en perfecta armonía con la mejor tradición milanesa que conjuga la empresa, la investigación estilística, la industria y la estética y que, todos los años, en abril, la consagra como capital internacional del diseño. Esta es una historia que comenzó en 1961, cuando un puñado de empresarios del sector del mueble, bajo la égida de Federlegno Arredo, decidió dar vida a una feria sin equívocos ni ideas confusas. Muy rápidamente, Milán y su Salone acabaron por parecerse. Y juntos constituyen el más reciente fenómeno ininterrumpido de la historia italiana – apostilla Emanuele Orsini, Presidente de Federlegno Arredo Eventi. – La fuerza del certamen, la solidez de la federación, la vitalidad y la creatividad de las empresas son los ingredientes de un evento inigualable que no sólo hace que nuestras empresas crezcan sino que constituye uno de los momentos más importantes del desarrollo del Sistema Italia en conjunto. Italia es el país de Europa que exporta más muebles y objetos de interiorismo al resto del mundo. Nuestro horizonte es la internacionalización asentada en una fuerte base nacional. Con su arte a la hora de diseñar mundos, el interiorismo-diseño italiano tiene bazas importantes en la mano para diseñar los escenarios del futuro”.

“La innovación y la creatividad de los productos italianos, con el respaldo que les brinda la acción coordinada de las empresas, las asociaciones y las instituciones, dieron pie a que la exportación aumentara un 1,7% en 2017. Gracias a ellas, fue posible alcanzar metas importantes, ya sea en los mercados europeos o en los más lejanos, como China,donde Italia se ha convertido en el primer proveedor de muebles – asevera Michele Scannavini, Presidente de ICE-Agencia de promoción exterior y de internacionalización de las empresas italianas. – El Salone del Mobile expresa eficazmente la capacidad de construir un sistema. Y la Agencia ICE, desde su inauguración, colabora activamente con Federlegno Arredo a fin de idear un conjunto de actividades estratégicas, para estimular el interés y aumentar la participación de los visitantes profesionales de todo el mundo. Y, en particular, de los compradores, arquitectos, diseñadores de interiores y periodistas”.

Para subrayar y valorizar estos lazos con Milán, la 57a edición del certamen cruzará las fronteras de la Feria y profundizará en las relaciones existentes entre la naturaleza y el habitar con una gran exposición-instalación. Desde el 17 hasta el 29 de abril en la Plaza de la Catedral, frente al Palacio Real, surgirá un pabellón que el Salone diseñó y desarrolló junto al estudio internacional de diseño e innovación Carlo Ratti Associati. La misma ofrecerá ideas para un diseño verde de los espacios interiores de las viviendas. Y, para ser coherente con las ideas expuestas en el Manifiesto, también este año, el Salone del Mobile.

Milano se propone galardonar lo mejor de las ideas, la creatividad, la innovación y la tecnología. La tercera edición del Salone del Mobile. Milano Award será una gran fiesta del diseño, que tendrá lugar el viernes 20 de abril en Palacio Marino, bajo el signo de las grandes ideas que el certamen transmita. Se reconocerá el gran esfuerzo productivo y organizativo de las empresas y de todos los diseñadores y las personalidades que contribuyen a hacer que Milán sea el lugar más interesante y atractivo del mundo esa semana.

Fuente: Salone del Mobile. Milano www.salonemilano.it
I
mágenes cortesía de: Salone del Mobile. Milano www.salonemilano.it

Mirá la revista