22 de junio de 2018

Desde marzo y hasta el 23 de julio, Malba presenta Puntos cardinales, primera exposición individual en nuestro país de la artista argentina Irene Kopelman (Córdoba, 1974). Se trata de un proyecto colaborativo, que surge de diferentes expediciones con científicos en las provincias de Córdoba, San Juan y Chubut.

La exhibición reúne un conjunto de obras resultado de esos viajes, que van desde dibujos y notas de campo, a pinturas de gran tamaño, esculturas y una instalación concebida especialmente para la sala 1 del museo. A partir del 9 de agosto la muestra se presentará en el Museo Emilio Caraffa (MEC) de la Ciudad de Córdoba.

El objetivo de la artista es localizar y estudiar aquello que pueda ser representado a través del dibujo, en primera instancia, como una apropiación rápida de datos característicos de las especies o topografías estudiadas. Tras esta instancia, busca desarrollar un proceso de trabajo en taller sobre cada uno de estos territorios, en base a las notas tomadas en la investigación de campo.

La producción artística de Irene Kopelman surge de una colaboración constante con el ámbito de las ciencias naturales. La Pampa de Achala, en las Sierras de Córdoba, fue su primer hábitat de trabajo. Luego de trasladarse a Ámsterdam, ciudad que eligió para radicarse, se ha acercado a grupos de biólogos, geólogos y ecólogos cuyos ámbitos y objetos de estudio se localizan en diferentes lugares del planeta. Desde entonces, Kopelman sostiene una doble vía de trabajo: por un lado procede a la comprensión de los métodos disciplinares y los saberes técnicos y teóricos implícitos en una investigación particular; por el otro, ciertos objetos de estudio (minerales, organismos vivos), atraen especialmente su atención estética. En ellos encuentra características formales debidas a la constitución de patrones naturales, a partir de las cuales comienza un proceso de representación desde el dibujo. Ya en el espacio de su taller, preparará producciones en pintura, escultura e instalación.

Curado por Carina Cagnolo, el proyecto Puntos cardinales se desarrolló a lo largo de dos años y medio y congrega procesos de trabajo con equipos de científicos cuyos objetos de estudio se localizan en distintas regiones del país. En Pampa de Achala y Sierras Chicas, Córdoba, Kopelman investigó en torno a especies vegetales invasoras. Mediante la cuadrata, instrumento científico para delimitar un área de búsqueda, realizó una serie de dibujos a partir de la observación de las especies incluidas en ella.

En Ischigualasto y una zona cercana a la localidad de Jáchal, provincia de San Juan, la exploración se concentró en formaciones geológicas de cientos de millones de años, a partir de las cuales Kopelman produjo una escultura en cerámica y series de pinturas y dibujos. En Puerto Madryn desarrolló una serie de dibujos en base a las investigaciones de biólogos que estudian especies marinas invasoras. La muestra incluye también notas de campo, reflexiones in situ, hojas de cuaderno bitácora, instrumentos experimentales y material diverso recogido en los viajes como parte del proceso de trabajo.

Las expediciones se llevan a cabo mediante procesos diversos de investigación científica, pero con una misma inquietud artística: localizar y estudiar aquello que pueda ser representado a través del dibujo. En palabras de Carina Cagnolo: “El concepto de `imagen de búsqueda´ puede considerarse un punto de unión entre el método científico y la producción artística de Kopelman. Se trata de un encuadre, constituido desde la experiencia, la creatividad y los saberes previos, a partir del cual es posible visualizar el objeto de estudio in situ. Esta imagen proporciona información sobre dónde y qué buscar en un paisaje determinado, momento inicial en el trabajo de la artista y donde nace su interés estético”.

Para la curadora, la apertura disciplinar del arte contemporáneo potencia el interés de los artistas por estos entrecruzamientos entre arte y ciencia, la forma poética no pierde la dimensión estética y se puede alimentar de un conocimiento específico y objetivable.

Fuente: Malba – www.malba.org.ar
Imágenes cortesía: Malba – www.malba.org.ar

Mirá la revista