La cultura (la ancestral y la contemporánea) atraviesa toda experiencia en Hong Kong: platos, copas, arte, diseño y consumo de lujo se presentan en dosis de alta inspiración.

Mercado nocturno

El Temple Street Night Market es un imprescindible para descubrir la cocina de Hong Kong en estado natural: se puede comer en los puestos callejeros (Dai Pai Dongs), comprar especialidades frescas para llevar (los pescados y arroces están en el top 5) y encontrar souvenirs y amuletos típicos.

www.temple-street-night-market.hk

A la mesa con el arte

Con un exquisito interior diseñado por ILSE CRAWFORD, la antigua mansión art deco aloja a Duddell’s, uno de los espacios más celebrados de la ciudad. Su propuesta gastronómica, que cuenta con dos estrellas Michelin, es sazonada con piezas de colección, arte plástico y objetos que transportan. Un jardín tropical y una selecta biblioteca completan la invitación.

www.duddells.co

Las 40 vidas de Kitty

A pesar de ser un personaje japonés, Hello Kitty también es un ícono de culto en territorio chino: este año celebra su 40º aniversario. La compañía Sanrio tiene un local en el centro comercial YATA Dept Store, en el que se ofrece todo el merchandising oficial: accesorios, objetos de decoración, piezas de papelería y peluches, entre otros.

www.sanrio.com.hk

De copas por el cielo

Ozone, el bar más alto del mundo, queda en el piso 118 del Ritz Carlton Hotel: no en vano su diseño interior transporta a escenarios espaciales y cósmicos. La combinación de mármoles, estructuras fractales y formas orgánicas se multiplican en los espejos y destellan reflejos dorados, blancos y azules, generando una atmósfera mágica, ideal para el brindis.

www.ritzcarlton.com

El tiempo es oro (y acero)

Orgullosamente fabricados en Hong Kong, los relojes de The Chinese Time Keeper conjugan lo mejor de los dos mundos: la habilidad artística de los artesanos chinos y la precisión milimétrica de los relojeros suizos. Confeccionados con los más nobles aceros inoxidables, cueros y zafiros, los diseños se inspiran en motivos de la Dinastía Song.

www.thechinesetimekeeper.com

Mirá la revista