Ficha de Proyecto
Ilmiodesign Baiben Restaurant 700 m2
Mallorca, España 2016
ir a la Web del autor
02 de septiembre de 2019

 

Ilmiodesign ha sido el encargado del diseño de Baiben, un restaurante con una identidad única dentro del paseo principal de Puerto Portals, la zona más exclusiva de Mallorca. El restaurante goza de unas vistas inmejorables, abierto completamente al puerto y a los barcos que en él están amarrados.

Baiben es la nueva aventura del prestigioso cocinero, dos veces Estrella Michelin, Fernando P. Arellano, conocido por su labor en el restaurante Zaranda, también ubicado en la isla de Mallorca. Además de una ubicación especial, el restaurante de 700 m2 se articula en dos grandes espacios: una zona cubierta que se abre al puerto en forma de mirador y una zona exterior que se concreta en una gran terraza, un espacio fresco y desenfadado que invita al disfrute en buena compañía.

Todo en Baiben recuerda a las espectaculares Calas de la Isla de Mallorca, cuyos colores ayudaron a la conceptualización y dirección creativa de sus diseñadores: Andrea Spada y Michele Corbani. “Los colores del Mediterráneo y en especial de las fantásticas Calas de Mallorca no podían dejarnos indiferente. Fue un inspirador punto de partida para un restaurante que tiene que narrar el mar, sus colores y su fantástica luz”, afirmó Corbani.

Filosofía

Todo en Baiben: sus colores, sus formas… recuerda a las Calas de Mallorca, con sus fondos marinos y los seres vivos que en ellos habitan. Vidrieras elaboradas artesanalmente que sirven para separar espacios y que, con sus colores ámbar y turquesa, recuerdan a la fusión entre arena y mar. Las bóvedas del restaurante, como si de un fondo marino se tratase, se pueblan de diferentes seres: bancos de peces, corales… que si damos libertad a nuestra imaginación no tardaremos en descubrir y disfrutar de la singularidad de los diferentes espacios.

El suelo presenta un llamativo y original diseño que nos recuerda a las olas rompiendo contra la arena, realizado en tarima maciza de madera y posteriormente pintado en dos colores, gris y blanco para reflejar formas sinuosas que favorecen la relajación y la conversación distendida.

La iluminación del local juega un papel fundamental en la ambientación de los espacios y nos introduce en un atardecer rojizo que proporciona una sensación de extrema calidez. Los colores cálidos también han servido para elegir los materiales con los que se han creado los cuerpos luminosos diseñados especialmente para este proyecto.

Si hablamos de luz y color es necesario hacer una mención especial a “el cobre”, su color y textura son idóneos para este proyecto y aportan el efecto perfecto de la fuerza de una puesta de sol frente al mar y a la vez su tranquilidad. “El cobre es un material estupendo, su color es sinónimo de calidez, de allí la idea de realizar todos los elementos lumínicos con este material y así dar vida a un imaginario inspirado en el mundo marino, que puebla las bóvedas del restaurante. Es bastante cerrar los ojos y empezar a imaginar”, cuenta Spada.

El espacio

Restaurante Baiben se articula en dos grandes espacios: interior y exterior, de más de 700 m2 reservados exclusivamente para los clientes.

  • Restaurante:

Al acceder al restaurante nos recibe una gran barra realizada en cobre, piedra negra y gresite nacarado en tonos cobrizos. Esta barra es elemento de unión y también separador de la zona de la terraza, debido a su forma de “U” que permite disfrutar de ella tanto desde dentro como desde fuera. Rodeada por taburetes y dominada por un botellero volado, termina en una gran pared expositora.

Continuando nuestro camino encontramos una serie de mesas altas de forma elíptica distribuidas siguiendo la forma de “L” de una gran bancada en tonos rosas. En el techo una gran lámpara de múltiples brazos recordando formas marinas y realizada en cobre, llena el espacio de una luz cálida ayudando a conseguir una atmósfera acogedora con una vista panorámica del puerto náutico.

Bajo cuatro grandes bóvedas se encuentra el gran comedor del restaurante. Este espacio ha sido separado longitudinalmente a través de unas vidrieras circulares en diferentes tonos de azul, turquesa y ámbar, a partir de estas vidrieras la sala se distribuye simétricamente. Esta zona está compuesta por grandes sillones en forma de “L” y forrados en tejido marrón que terminan acompañados de unas lámparas de pie (cuyas formas recuerdan a los corales que encontramos en los fondos marinos de Mallorca). Las vistas desde el comedor nos dejan disfrutar del puerto y de los barcos amarrados en él. Las mesas están realizadas con madera de roble macizo blanqueada, buscando transmitir una sensación de naturalidad. El suelo de la sala es de tarima de madera y está pintado en blanco y gris, un diseño repetitivo que busca emular las olas del mar rompiendo en la arena de las calas.

Como si de un fondo marino se tratase, las diferentes bóvedas realizadas en lamas de maderas pintadas en un sutil tono azul, están pobladas por grandes lámparas realizadas en malla metálica de cobre, emulando las formas de los peces del mar, desde ellas sale un juego de luces y sombras de una cálida luz cobriza. Estos elementos asumen el rol de elemento icónico y distintivo del restaurante y todo ello conforma un espacio dinámico en el cual se ha conseguido un delicado equilibrio estético, gracias a las relaciones de sus colores y formas.

  • Terraza

La terraza de Baiben está compuesta por una mezcla de mesas altas y bajas que confieren dinamismo al espacio, tanto desde un punto de vista estético-espacial, como desde la experiencia y disfrute que proporciona a los clientes. Las mesas en esta zona se componen de diferentes materiales: piedra negra (Dekton), madera maciza de Iroko, Gresite redondo nacarado en tono cobre, que aportan una mezcla heterogénea de materiales y texturas. El Gresite sirve como nexo de unión estético entre dos grandes mesas y una barra realizada en el mismo material.

Buscando la singularidad de este espacio, una gran mesa alta de madera maciza de Iroko consigue hacer de un problema una virtud. Esta mesa de formas sinuosas surge alrededor de diferentes palmeras que supusieron un reto y que propiciaron la creación de una mesa para más de 20 comensales, pensada como un espacio desenfadado y dinámico que anima a la socialización. Los taburetes y sillas Randa, de la empresa italiana Debí, son una versión especial y exclusiva para este proyecto siguiendo las indicaciones de Ilmiodesign, están compuestos por una estructura metálica blanca y acabados en cuerda náutica de color azul.

Ficha técnica:

Obra: Baiben Restaurant
Diseño: Ilmiodesign – www.ilmio.design
Autores: Andrea Spada, Michele Corbani
Tipología: Restaurante
Propiedad: Puerto Portals, Fernando Arellano
Ubicación: Puerto Portals, Mallorca
Superficie: 700 m2
Año: 2016

Fuente: Ilmiodesign – www.ilmio.design
Imágenes cortesía de: Uxio DaVila

Otros proyectos

Aprovechando el terreno en una esquina, Pinasco / Pinasco Arquitectos proyectaron un duplex en Río Cuarto utilizando materiales simples y con texturas.

obra
Río Cuarto, Córdoba, Argentina - 2018

Hill House es una casa en la colina diseñada por Luigi Rosselli Architects y aprovecha esta ubicación para tener una gran vista en las costas de Sydney.

obra
Sydney, Australia - 2019

Vivienda en La Cascada es un proyecto de MZ Arquitectos ubicada en un country de Córdoba, diseñada para ser rústica, elegante y no entorpecer con la cancha de golf.

obra
Córdoba, Argentina - 2019

Proyectado por el estudio de arquitectura Cifre | Lorenzo Cifre, el edificio López se distingue por su fachada curvada con ladrillos a la vista y se adapta al barrio de Villa Devoto donde se ubica.

obra
Villa Devoto, CABA, Argentina - 2019

Mirá la revista