“Otro ladrillo en la pared” (“Another brick in the wall”), decía el tema de Pink Floyd. En este caso, el ladrillo deja la pared y es la parte de un todo. A simple vista, parece un sillón compuesto con piezas de un Tetris o con diferentes partes que sobraron de algún diseño. El movimiento congelado de formas estáticas en esta silla, como referencia a Destil y la Vanguardia de principios del siglo XX. La dinámica de la composición se siente desde todos los ángulos, creando tensión visual. Todo esto es Yellow Brick, diseñado por Dmitriy Sivak de Sivak + Partners.

A pesar de los ángulos rectos, la silla es suave en todos los lados y permite a una persona sentarse en cualquier posición cómoda. Posee apoyabrazos poco convencionales pero son efectivos.

La silla pertenece a elementos decorativos de muebles, ya que en el interior se ve mejor en una sola copia. La firma ucraniana Abeille Artshop que se dedica al diseño de muebles a medida colaboró con Yellow Brick. A pesar de lo que indica su nombre (Yellow Brick, Ladrillo Amarillo), está previsto que el sillón sea lanzada en cualquier color aunque se ve mejor en telas brillantes.

“El desarrollo y la producción de la silla tomaron más de tres meses. Diseñar y diseñar una silla fue terriblemente difícil, pero fue un millón de veces más difícil de implementar. Después de él, miro respetuosamente cualquier artículo extranjero producido en la CIS”, afirmó el diseñador ucraniano Dmitriy Sivak.

Fuente: Dmitriy Sivak,  Sivak + Partners – www.sivak-partners.com
Imágenes cortesía de: Anri Tisho – www.instagram.com/andrewtiphoto

Otras Notas

Mirá la revista