04 de diciembre de 2017.

WHO es una empresa cordobesa cuyo objetivo es “regar arte” por el mundo. Su equipo está constituido por profesionales pertenecientes a las distintas ramas del diseño y el arte. Como más adelante describirá su creado, el equipo de WHO está convencido de que la interacción a través del arte podrá hacer de nuestra cultura una aventura más entretenida y expresiva.

A continuación charlamos con Pablo Lencioni, su fundador, quien nos contara un poco de la empresa, sus orígenes, ideas y objetivos.

¿Cómo nació Who y cuáles son sus objetivos? 

WHO nace desde la absoluta comprensión de la necesidad de ocupar un lugar en el mundo del arte, buscando que el mismo se muestre a la sociedad, saliendo de los museos y llegando a la gente con piezas de arte lúdicas de altísima calidad, pero bajo costo.

Para ello se desarrollaron ya 4 productos como sets para origami, memotest, rompecabezas y calendarios, pero siempre cada desarrollo, está pensado por y para un artista determinado, eso los transforma en piezas de arte para jugar, tocar y usar.

¿En qué crees que se diferencian tus proyectos de otros del mismo rubro? 

El proyecto es absolutamente innovador y disruptivo, ya que no existe en el mundo algún formato a donde se desarrollen productos de arte económicos, de alto valor agregado y donde cada artista, pueda desarrollar la idea bajo el concepto madre de masificar el arte. Si bien existen en algunas tiendas de museo como el MOMA, por ejemplo, merchandisign de las obras expuestas, no son obras de arte propiamente dichas, sino, sólo bajadas de línea de algo ya existente, este concepto rompe con eso , al crear productos novedosos y exclusivos.

¿Cómo se te ocurrió combinar piezas lúdicas con el arte? ¿Cuál crees que fue el impacto en tu público?

El impacto en el consumidor es muy bueno, ya que imagínate que los productos van entre los $250 y los $400, aunque estamos proyectando más objetos de arte como remeras y vajillas que tal vez puedan superar esos costes. Ahora estoy enfocado en mejorar los canales comerciales, para poder llegar cada vez más a la mayor cantidad de gente posible, hoy los productos se pueden encontrar en algunas tiendas de córdoba, incluyendo convenios con museos locales y en tienda nube.

La combinación de piezas lúdicas con arte, surge desde que me di cuenta de que cada vez que tenía la posibilidad de viajar, lo primero que hacía era entrar a los museos, ir a galerías de arte, ver obras de teatro, pero cuando llegaba a mi ciudad, todo ese deseo se desvanecía y me empecé a preguntar qué o cuál era la forma de acercar a la sociedad el arte, para que este deje de ser para mucha gente, motivo de vergüenza , por el desconocimiento que conlleva pararse a ver un cuadro sin comprenderlo o que muchas personas  piensan en el arte como propiedad de alguna elite imaginaria, así que me dije, voy a hacer del arte, algo que todo el mundo pueda ver, tocar, sentir y comprender y que ese sea el punto de partida para podamos pensar en visitar arte ,antes que ir al shopping; Estoy profundamente enamorado de este desarrollo, porque me convenció que el arte cura, que flexibiliza, que muestra diversidad y que nos puede abrir la cabeza para pensarnos de otra manera como sociedad.

Imágenes cortesía de: Who – www.facebook.com/whoarteimpreso
Otras Notas

Mirá la revista