18 de julio de 2018

Innovadora, novedosa, llamativa, original. Todos estos adjetivos son propicios para referirse a “The Light Chair”. ¿Por qué mencionamos todas esas cualidades para describir a un simple mueble que sirve para sentarse? Porque esta silla no es un mueble común y corriente, es una silla que refleja la luz y otorga una sensación “camaleónica”: cambia de color según la posición en que se mire a este artefacto.

The Light Chair fue diseñada por Taehwan Kim y esta conformada por una película dicroica, que se dispersa y refleja la luz. La misma se pegó en la placa de policarbonato transparente que forma parte de la estructura de la silla. Por lo tanto, la luz forma una especie arco iris completamente coloreado en la placa de policarbonato transparente.

Esto crea la ilusión de que una hoja transparente de luz queda atrapada en el marco. Los colores cambian según la ubicación y la dirección de la vista. Puede experimentar la luz en una variedad de colores en un solo lugar. Proporciona una nueva experiencia visual para “sentarse” en la luz. Y obviamente, también tiene una estructura sólida en la que las personas pueden sentarse sobre este llamativo mueble con un toque artístico.

Fuente: Taehwan Kim
Imágenes y video cortesía de: Taehwan Kim

Otras Notas

Mirá la revista