13 de noviembre de 2017.

Un refugio rural en los municipios del este de Quebec, fue diseñado por NDA para una familia urbana de Montreal. Está inspirado en los escritos de “Plinio el Joven”, quien describe dos grandes villas italianas que datan de la antigüedad estimulan do la imaginación y obligándonos nos así a contemplar su lugar en el paisaje circundante.

La vivienda esta situada en un claro del bosque en una meseta alta en una ladera que ofrece hermosas vistas a valles agrícolas y montañas distantes. Al llegar, dos estructuras escasamente fenestradas se revelan como bloques. El primer bloque, de 2 pisos y forma aproximadamente cúbica está revestido casi completamente en madera. El segundo, un rectángulo de una sola planta de 24 m de largo, está incrustado en el suelo en un extremo y suspendido en el otro. El centro de la composición es un espacio vacío de transición entre estos dos bloques.

Esta obra se definió a partir de un estudio que se basa en la naturaleza del entorno, su arquitectura esta definida por las vistas naturales y la topografía del sitio. La casa, sus jardines, terrazas y piscina, promovieron un plan cruciforme a lo largo de los ejes norte-sur y este-oeste. En el plan, la casa gira en torno a tres partes distintas en forma de la letra ‘T’. Una parte acomoda la sala de estar, otra, las habitaciones de huéspedes y la tercera, la cocina con el dormitorio principal arriba. El comedor, el lugar de congregación que los une, se encuentra en la encrucijada de tres vistas cardinales. Hacia el este, la vista se abre hacia el paisaje  montañoso y una cubierta de madera, que aprovecha el sol naciente. Hacia el sur, el espacio central se extiende a un patio donde un delgado grupo rectilíneo conduce al bosque de frondosas. Finalmente, hacia el oeste con vistas a un jardín de agua, vemos la entrada y el campo verde con el bosque. Es por este lado que el comedor en la noche aprovecha la iluminación natural de los últimos rayos del sol.

Los detalles de acabado, tanto de interiores como exteriores, son el alma de la casa. Los muebles empotrados están diseñados con atención al detalle, ya sea la chimenea, estanterías en la sala de estar, muebles de cocina (con su plataforma flotante de la isla) gabinetes de baño o las persianas de madera la cama del dormitorio principal. El mismo cuidado se aplica a los acabados exteriores como la pared de madera, el tablero de cemento y los paneles de roble blanco que penetran en el interior. Del mismo modo, la continuidad de las superficies horizontales en hormigón, piedra caliza y pizarra.

Esta residencia fue diseñada con las más modernas especificaciones técnicas y está certificada por Novoclimat. Un sistema de control climático geotérmico ha reducido la dependencia de los recursos energéticos en un entorno rural. Grandes ventanales de fácil apertura proporcionan ventilación e iluminación natural durante la mayor parte del día en verano. Pisos de hormigón y piedra natural, conservan la frescura en verano; a su vez, expuestos a la luz solar directa y equipados con un sistema de calefacción hidrónico, proporcionan la comodidad ideal durante las estaciones frías.

Ficha técnica:

Nombre del proyecto: T House.
Dirección técnica y arquitectura: Natalie Dionne Architecture – www.ndarchitecture.net
Equipo de trabajo: Natalie Dionne y Martin Laneuville.
Colaboradores: Claude Lafrance y Marie -Andrée Larivière
Superficie: 3230 m2.
Ubicación: Sutton, Quebec, Canada.
Año: 2013.

Fuente: Natalie Dionne Architecture – www.ndarchitecture.net
Imágenes cortesía de: Marc Cramer.
Otras Notas

Mirá la revista