El diseño de este cuarto tomó como punto de partida la funcionalidad y las geometrías de líneas simples de bloques de madera para niños, como disparador de un espacio donde las formas y los colores son protagonistas. El desafío fue diseñar en pocos metros un cuarto para que compartan dos hermanos de 3 y 9 años, y disfrutarlo cada uno en su máxima posibilidad. Fue diseñado por Coty Larguia y fue el espacio N° 45 de Casa FOA 2019.

Se tomó algunos conceptos de la metodología Montessori, conceptos que estimulan la creatividad y despiertan los sentidos. Se refiere a la ubicación de la cama a la altura del piso, una paleta de colores cálidos, serena pero inspiradora, sin acentos estridentes que invitan a habitar un espacio armónico.

El sistema de mobiliario está diseñado de manera adaptable a medida que los niños crezcan. Los cubos que sirven en la primera etapa como escalera y son contenedores de juguetes, luego se convierten en escritorio. El desarrollo constructivo del espacio se basó en la carpintería con tableros melamínicos.

Por último, una alfombra mullida invita a usar el piso descalzos con comodidad, acceder a sus libros, juguetes y al espejo todo a baja altura, para ser explorados sin necesidad de ayuda. Esta alfombra fue diseñada en una paleta exclusivamente para CASA FOA.

Descripción del espacio

El cuarto se extiende en una planta de 18,4 m2 y comprende un sector enmarcado por un arco para las 2 camas (una arriba de la otra) con un espacio de guardado y biblioteca. Las camas, están conectadas entre sí por una escalera y cuentan con una biblioteca e iluminación propia.

Enfrente se encuentra un sector de juego armado con bloques realizados en melamina de distintos colores. Los mismos hacen las veces de escalera para alcanzar la altura de una casita y bajar por un tobogán que tiene incorporada la biblioteca a la altura del niño más pequeño.

Estos bloques todos tienen una función de guardado, ya sea cajón o placard con Push Pull de Luan. Sus caras son distintas entre sí. Algunas son lisas, otras con formas geométricas, otras con alguna trama y otra con espejo para que el niño pueda verse mientras juega.

En la misma pared está el placard, cuyas puertas evocan el diseño de las puertas originales del espacio, destinado al hermano mayor. Además, hay otro placard extensible con ruedas embutido en la pared para el niño pequeño, de más fácil acceso. Todos los muebles, cubos y estructura de tobogán son de melamina.

En cuanto a la iluminación, será tenue y cálida con puntos precisos de luz para lectura centrándose en la lámpara colgante principal. Esta se diseñó especialmente para el espacio. También contará con sectores de led embutido con perfiles y terminaciones de ATRIM en la zona de la casita y bibliotecas embutidas.

Fuente: Casa FOA – www.casafoa.com
Imágenes cortesía de: La Europea – www.laeuropea.com
Otras Notas

Mirá la revista