26 de noviembre de 2018

 

Mikä Møka es un estudio de interiorismo formado por Gloria Matías y Silvia Soriano y en esta ocasión, transformaron un bar de copas en un bar con un salón de belleza. Beauty Bar está inspirado en la época dorada de Broadway, los años 50, sus camerinos y bambalinas. Entendido el espacio como un gran tocador donde prepararte para “salir a escena”. Un lugar de disfrute, divertido a la vez que elegante y sofisticado.

Un lugar que ofrece una experiencia a través del recorrido por sus diferentes espacios, con una atmósfera en que cada área tiene un carácter propio y forma parte de un ambiente de teatralización común. Los diferentes ambientes siguen una continuidad aportada por la aplicación de mismos materiales y acabados creando una interrelación entre ellos.

La primera zona que nos da la bienvenida es el brow bar, lleno de color y de luz, dónde las paredes crean una retícula que va rellenándose de colores y distintos materiales. Además, presenta muebles a medida integrados en el diseño.

La zona de make up y dry bar, ambientada al más puro estilo de los camerinos de Hollywood en los años 50, te hará sentir como una verdadera estrella. El área se compone de tonos neutros y juego de texturas en los materiales donde el color lo aporta el mobiliario y los esmaltes

La zona de espera está ambientada en el comic, colores planos y negros sobre blanco. Entendido como una autentica viñeta inundado de globos y bocadillos donde poder escribir mensajes y fotografiarte con ellos, convirtiéndote en el protagonista de la historia. Los globos de comic son vinilos dónde la gente podrá escribir sus ocurrencias, convirtiéndose en los protagonistas del comic.

Facial Zone, siguiendo la línea anterior y generando un ambiente de tranquilidad para tratamientos faciales de mayor duración. Skin Bar ofrece la flexibilidad de introducir dos usos a un mismo espacio, tratamientos faciales sobre una barra de bar, momentos distendidos e incluso dispensador de cervezas y cañas donde el color y la retroiluminación de materiales crean un ambiente distendido y divertido a la par de elegante y sofisticado.

Llegamos a la zona de mayor relajación, los colores de desaturan, los contrastes pierden intensidad y el ambiente se convierte en un remanso de paz donde pasar un agradable tiempo donde profesionales cuidarán de ti.

El espacio de mayor intimidad es Lashes Room, donde las luces tenues y los colores empolvados favorecen a la tranquilidad y relajación que se requiere para el tratamiento de extensión de pestañas

Fuente: Mikä Møka – www.mikamokastudio.com
Imágenes cortesía de: Mikä Møka – www.mikamokastudio.com
Otras Notas

Mirá la revista