23 de Enero de 2018.

El ambiente natural del chic escandinavo o el purista del mármol, una decoración perfectamente minimalista o una mezcla exuberante y colorida de estilo bohemio o boho: la nueva temporada para la decoración y el mobiliario es más diversa y diversificada que nunca. La tendencia más importante en el mundo de la decoración es, por lo tanto, que ya no hay nada correcto ni incorrecto. No solo la vida es contradictoria: ¡nuestras viviendas también lo son! El terciopelo combina con la óptica de hormigón, el diseño reducido se presenta con muchas telas y verdor, la tonalidad ultravioleta de moda en la sala de estar da paso a una zona de trabajo en color verde oscuro pero manteniendo un estilo claro nórdico. Estas son algunas tendencias que han sido fotografiadas exclusivamente en viviendas e instituciones de Colonia en el marco de la galardonada campaña “Köln möbliert” (Colonia amuebla/Colonia amueblada) en imm cologne 2018.

El hogar perfecto

El mundo de la decoración está cambiando constantemente: aquellos que en los últimos años no han tenido ganas de realizar cambios en sus viviendas y, en su lugar, han preferido ampliar la decoración, simplemente designaban este auténtico estilo laissez-faire con la popular etiqueta de “cosiness” (aquello íntimo y acogedor). Ahora, nuevamente, el orden está solicitado, y los diseñadores de interiores esconden los objetos cotidianos detrás de puertas, en cómodas o en el sótano. Para cada vez más personas la decoración pasa de mera sensualidad a una cuestión de sensatez. Se trata de algo más que minimalismo o un estilo determinado; se trata, de hecho, de claridad, orden, simplicidad.

Que este nuevo tipo de diseño de interiores que parece casi espartano no tiene nada que ver con el ascetismo, sino, por el contrario, precisamente tiene que ver con un placer por decorar con pocos medios y con un nuevo tipo de disfrute, se refleja también en el tema elegido para la campaña de imm cologne “Köln möbliert” (Colonia amuebla/Colonia amueblada), que se ha puesto en escena en una vivienda antigua de Colonia. Dos sillas, una mesilla de café, un jarrón con brillantes ramas de bayas rojas. Todo en su máxima expresión. No se necesita más si, después de todo, se trata de un espacio para solamente dos personas.

Pero no se trata de sillas, mesas y flores cualquiera. Si uno se limita a unos pocos objetos, estos deben ser exactamente los que uno desea. El hogar perfecto debe ser simple, pero no incómodo. El mobiliario moderno con un toque escandinavo parece estar hecho para ello: no demasiado llamativo, sino discreto, interpretando la tradición con frescura, mayoritariamente con pequeños y prácticos muebles con encanto, en gamas de color agradables. Y el estilo escandinavo ya no es solo un fenómeno escandinavo. En imm cologne, compañías tradicionales como Ligne Roset, de Francia, o marcas como freistil también exhibieron colecciones y productos que combinan bien con el estilo de vida escandinavo. Esta tendencia ha sido evidente en el diseño de accesorios para el hogar y la iluminación desde hace ya varios años. Muchas personas buscan espacios reducidos en estímulos para hacer frente a una vida moderna sobrecargada de información; y esto puede aplicarse no solamente al dormitorio. Y para muchas personas, su hogar es ese espacio. A ello ayuda un entorno estéticamente equilibrado y ordenado, que no necesita ser ordenado, limpiado o rehabilitado continuamente.

‘Boho’ es el nuevo ‘ethno’

Todavía las hay, aquellas tendencias que se mantienen y parecen prevalecer en el mercado independientemente de la influencia de los expertos en mercadotecnia. Actualmente, en los salones de estar y en las redes sociales se está propagando un virus que puede cambiar un poco el diseño interior: el estilo bohemio o boho. Aquello que ya se había anunciado con el estilo vintage, ha recibido su forma (por el momento) definitiva con el boho: un alzamiento contra la cultura representativa de la vida en espacios limpios y pulidos, como de exposición.

Con el estilo boho se puede mezclar lo que a primera vista parece no combinar exactamente: coloridos estampados étnicos junto a diseños gráficos modernos; tejidos de lana gruesos y el cuero más delicado; en la pared, fotos en blanco y negro de estrellas de Hollywood junto a imágenes de vacas en blanco y negro; una mesa de mimbre del mercadillo acompañada de una silla Eames: nada parece más adecuado para relajar la arquitectura, limpia o algo anticuada, que va del Bauhaus a la década de 1950. A los espíritus libres y las personas que saben disfrutar de la vida les encanta el boho porque no pretende mucho. Los préstamos étnicos provienen de todo el mundo. Cojines realizados con antiguas alfombras kilim se combinan con telas de la India y mantas del Perú. Los accesorios y los textiles son los elementos sencillos con los que trabaja el estilo boho. Los viejos sofás y sillones se embellecen con cobertores, los taburetes o pufs con el uso de hermosas telas, y la mesa de centro es reemplazada, si es necesario, por una gran bandeja de metal colocada en el puf. Además, algunos muebles accesorios realizados en ratán, mimbre, anudados y tejidos, trabajos manualidades y muchas plantas verdes acaban de completar un estilo fresco. Quien quiera renovar su hogar tiene en el boho un buen aliado.

Los nuevos clásicos

Un experto se reconoce porque hace uso de muebles que son clásicos del diseño, o pueden llegar a serlo. Como modelo sirven los clásicos de la era moderna, principalmente en un diseño escandinavo claro. Los materiales que dominan son las maderas macizas, acompañadas de materiales naturales que combinan, como la piedra, la lana o tejidos de lana, el mimbre, el cuero y el metal. La comunidad de fans ya no se caracteriza por el dinero, sino por el conocimiento. En un momento caracterizado por el mezclar y combinar (mix&match), ya no es imprescindible adquirir un mobiliario completo: se puede comprar y recoger aquello que justo en este momento se encuentre y/o se pueda pagar. Sin embargo, para lucir de verdad, algo especial necesita un marco especial. Ningún otro estilo de diseño de interiores está tan estrechamente vinculado a la arquitectura. Queda por ver si la silla Nihan y la mesa auxiliar Golden Nugget, de la marca holandesa de moda Pode, acabarán teniendo un lugar en el museo del diseño; pero estos clásicos modernos han pasado con nota un primer ensayo en el Museo de Artes Aplicadas de Colonia (MAKK).

Vivir en verde: una vida estilosa y sostenible con plantas y tonos verdes

Además de los colores de moda de la temporada proclamados por los expertos –el ultravioleta y el heart wood–, también los verdes continuarán estando de moda, y no sólo como continuación de la temporada pasada, sino sobre todo “en la naturaleza”: los tonos verdes flanquean perfectamente la tendencia por una vida en verde o Green Living, que en imm cologne también se expresa con una gama cada vez mayor de muebles para una vida y un dormir sanos a través de una producción justa y sostenible. Con sus materiales naturales y collages de plantas, el estilo Green Living se adapta tanto al fresco y natural estilo escandinavo como al estilo bohemio desenfadado.

En spoga+gafa 2017 multitud de nuevos productos para el uso al aire libre y en la actualidad muchos tejidos y papeles pintados para el hogar muestran que en las viviendas que están a la moda, el verde gana protagonismo: en todos los tonos y con colorido, el verde complementa suelos, ventanas y tapicería. Esto encaja con la mayor conciencia ambiental y el carácter extremadamente decorativo de las plantas. Por cierto, no solo se seleccionan para aplicaciones específicas como colgantes, suculentas, fragantes, solitarias o para cubrir paredes, verdes frescas o caqui, sino cada vez más también para que influyan en el clima interior. Por eso, además de la nueva silla y mesa auxiliar Circo, de Sebastian Herkner (realizadas por la marca de tendencia Ames), también en la foto hse ha dado protagonismo a las plantas y flores fotografiadas en un taller de flores de ensueño de Colonia (Où j’ai grandi). Al igual que el producto, estas plantas pueden contar historias. Y este es un ámbito en el cual los diseñadores de interiores son particularmente buenos: en ofrecer imágenes mágicamente verdes que casi piden ser replantadas.

El mármol aporta al baño un carácter de salón, una óptica limpia y de sostenibilidad

Los baños se construyen para que duren una pequeña eternidad. Así era al menos en el pasado, cuando el baño privado en cerámica y mármol se entendía como objeto de prestigio para un sólido autoconcepto arquitectónico de la burguesía. Y aún hoy
en día muestra solidez, si, como en este caso, se utilizan materiales que son considerados como la quintaesencia de la longevidad: esmalte de acero, cerámica, piedra natural, mármol. En el baño nunca ha habido tanta consciencia de moda como hoy. Tal vez no sea una coincidencia que, precisamente ahora que se habla tanto de sostenibilidad, el mármol está de nuevo en boga como material para suelos y revestimientos de paredes, pero también para muebles como mesas, mesas de centro, bancos, muebles auxiliares y accesorios para el hogar.

Los diseñadores valoran el material duradero no solo por su elegante estética, sino también por su calidad y cualidades sostenibles. Llevado a accesorios de estilos de vida, como candelabros y cojines con apariencia de mármol, el material es puramente apariencia. Tomado en consideración y combinado con otros materiales de alta calidad, el mármol puede convertir el baño en una verdadera joya a prueba del tiempo.

Fuente: imm cologne www.imm-cologne.com.
Imágenes cortesía de: imm cologne www.imm-cologne.com.
Otras Notas

Mirá la revista