25 de octubre de 2018

 

Termalija Family Wellness es el último de la serie de proyectos construido en Terme Olimia en los últimos quince años y concluye la transformación completa del complejo de un centro de salud clásico construido en la década de 1980 a un moderno y relajante spa termal. La transformación se ha caracterizado por su carácter gradual: cada paso se llevó a cabo en respuesta a las necesidades actuales y no siguió ningún plan de desarrollo preconcebido. De hecho, cada inversionista y nosotros mismos creemos que cada nuevo edificio es el último.

El desarrollo habitual de estos complejos da como resultado una serie de extensiones que llenan lentamente el espacio y no ocultan su origen en términos del período ni del diseño. Tomamos un enfoque bastante diferente en la renovación de Terme Olimia, y con cada nuevo edificio, intentamos mejorar la situación también en términos de urbanismo. Al mismo tiempo, invertimos mucho esfuerzo en diseñar los edificios de tal manera que, a pesar del nuevo programa que se agrega cada vez, los edificios no llenan el espacio sino que lo conectan aún más con la naturaleza que los rodea.

Lo mismo se aplica al Termalija Family Wellness. Las nuevas instalaciones se encuentran en el sitio de la antigua cubierta de invierno de la piscina al aire libre. Se suponía que la cubierta se retraería cada verano para liberar el escaso espacio exterior, pero en la práctica, esto nunca se hizo debido a la complejidad del proceso de retracción. Con su tamaño y forma, la cubierta de membrana de las superficies de agua al aire libre se destacó considerablemente de la estructura construida circundante.

Si bien los proyectos anteriores fueron el resultado de los deseos del inversionista, este realmente fue propuesto por nosotros. La cobertura de invierno existente fue un detrimento definitivo para la experiencia de los huéspedes de este complejo diseñado de manera muy natural. Pero esta no fue la única razón: en su programa y diseño, la parte antigua con contenido térmico contrastaba con la nueva, dando lugar a crecientes quejas de los huéspedes que querían que el servicio estuviera en el mismo nivel. Esto persuadió al inversor a seguir adelante con este último paso de la transformación de todo el complejo.

Anteriormente, una mayor parte del edificio se cortaba y rellenaba debajo del terreno circundante con cada proyecto posterior, lo que reducía su presencia en el sitio. Sin embargo, en el caso de Termalija Family Wellness, no pudimos repetir simplemente este enfoque de diseño. El volumen del espacio necesario, especialmente en el área con superficies de agua, requería la ubicación de una estructura mucho más grande que no podría ser simplemente enterrada debajo de la pendiente. Al no poder referirse solo al paisaje natural circundante, la solución se encontró en la escala y forma de las estructuras vernáculas circundantes.

Si bien aún pudimos diseñar el programa de apoyo de Termalija de la misma manera que lo habíamos hecho anteriormente en Orhidelia, el gran techo sobre el área del agua se dividió en conjuntos de segmentos más pequeños para evitar que su escala abrumara el entorno. Vista desde la distancia, la forma, el color y la escala de la nueva estructura agrupada de volúmenes tetraédricos es una continuación del conjunto de los edificios rurales circundantes, que simplemente se extienden visualmente hasta el corazón del complejo.

La fina estructura resultante de los volúmenes nos ha permitido resolver otra tarea importante. La geometría aparentemente compleja le da al nuevo techo resistencia estática, permitiendo que todo el espacio de la piscina se cubra virtualmente sin soportes. De esta manera, el nuevo techo flota sobre la plataforma de la piscina, que está diseñada como un espacio exterior. Debido a la falta de espacios al aire libre en el verano, era imperativo examinar soluciones que ofrecieran el mismo espacio cerrado utilizado por los huéspedes en invierno como un espacio abierto en verano. Numerosos tragaluces en el techo, junto con la capacidad de abrir completamente todas las superficies de vidrio de la fachada, permiten a los invitados pasar sin problemas por el interior del edificio. A pesar de su tamaño y el espacio que ocupa, el nuevo techo simplemente actúa como una gran sombrilla de verano y no usurpa ninguno de los preciosos espacios exteriores.

 

Ficha técnica:

Obra: Termalija Family Wellness
Arquitectura: Enota Architects – www.enota.si
Equipo del proyecto: Dean Lah, Milan Tomac, Peter Sovinc, Nuša Završnik Šilec, Polona Ruparčič, Peter Karba, Carlos Cuenca Solana, Jurij Ličen, Tjaž Bauer, Sara Mežik, Eva Tomac, Jakob Kajzer, Maja Majerič, Goran Djokić
Colaboradores: Ivan Ramšak s.p. (ingeniería estructural), Nom biro (instalaciones eléctricas), Nom biro (servicios mecánicos), Darrtech (tecnología de piscinas)
Ubicación: Podčetrtek, Eslovenia
Superficie: 10.200 m2
Año: 2018

 

 

Fuente: Enota – www.enota.si
Imágenes cortesía de: Miran Kambič
Otras Notas

Mirá la revista