18 de Enero de 2018.

PLAY es una serie continua de objetos que presenta por primera vez una masa sintética única desarrollada por Stephen Johnson. “Creé el material para imitar en todos los sentidos las masas coloridas con las que todos jugamos cuando niños, pero con una fuerza increíble y cualidades rígidas.” declaró Stephen.

Desarrollado durante un período de cinco años, este material único fue creado para imitar las coloridas masas con las que jugamos cuando niños, pero con una fuerza y rigidez increíbles. Surgió como respuesta a un impulso abrumador de Johnson de diseñar en el momento. Se trata de la libertad creativa que teníamos como niños, ser espontáneos, poner objetos y materiales juntos sin restricciones.

Así que PLAY by Stephen Johnson Design es una colección que combina producción mecanizada con espontaneidad creativa. Cada pieza es a la vez múltiple y única. Un objeto funcional con su propio ADN de huellas dactilares, gestos y color.

“El objetivo era diseñar productos funcionales utilizando masa para niños. Pero dada su naturaleza suave, simplemente no es factible. Necesitaba un material que se viera y se comportara de la misma manera, pero se volvió rígido con el tiempo. Hubo varios productos en el mercado que se acercaron, pero finalmente no se ajustaron a las características clave de la masa para niños, como su textura sedosa y su sensación de satisfacción cuando se aplastaron en la mano. Fue vital para capturar estas propiedades intrínsecas pero con el beneficio adicional de curar increíblemente duro. Entonces mi única opción era desarrollar el material yo mismo.”, explica el diseñador.

La idea del diseñador apareció mientras estaba en el Royal College of Art, de diseñar y hacer de la misma manera que lo hacen los niños, libremente, en el momento, con sus manos e imaginación. Pero el proyecto solo se materializó años más tarde cuando tomaba altas dosis de Prozac, según manifestó Stephen, y tenía un deseo abrumador de jugar, ser intuitivo y experimentar el color. Entonces, inesperadamente, el proyecto de repente tuvo un contexto perfecto para suceder.

“Se trata de la libertad innovadora que teníamos como niños, ser espontáneos, juntar objetos y materiales sin restricciones. Diseñando en el momento con nuestras manos, imaginación y las cosas que tenemos a nuestro alrededor. Creo que como diseñadores a veces podemos perder este estado libre e instantáneo. A menudo somos víctimas del diseño a través de reuniones, informes y software. Este proyecto para mí fue un antídoto para eso. Un regreso a la espontaneidad. Y la masa para niños fue el medio perfecto para que esto sucediera “. – Stephen Johnson.

Su primer instinto fue utilizar la masa de colores para juntar materiales contrastantes como madera con metal y mármol con vidrio. Es decir, cualquier cosa que pudiera tener en sus manos. Hizo prototipos funcionales como mesas auxiliares simplemente aplastando materiales sin la necesidad de uniones y fijaciones tradicionales. Luego, varias horas después, los configuró y quedaron listo para usar.

Como parte de la evolución continua de PLAY, recientemente el estudio lanzó el material como una colección de luces colgantes que fusionan la producción mecanizada con la espontaneidad creativa. Con la mano de masa colocada en el interior de cada domo, cada luz es a la vez múltiple y única. Un producto estandarizado con un ADN de huellas dactilares, gestos y colores individuales para cada pieza.

La masa tiene un potencial infinito como algo para reunir objetos y como un material independiente para construir y espero su desarrollo a través de mis propios proyectos y con otros a través de la colaboración.

Fuente: Stephen Johnson Design www.stephenjohnsondesign.com.
Imágenes cortesía de: Stephen Johnson Design www.stephenjohnsondesign.com.

Otras Notas

Mirá la revista