08 de enero de 2019

 

La diseñadora industrial Weronika Żytko, nacida en Polonia, pensó en un mobiliario que sea funcional y no cause problemas en el cuerpo humano debido a malas posturas. OVINI, es la silla del equilibrio que soluciona este problema: ¿de dónde viene el dolor al estar sentado, por qué a nuestra columna le gusta el movimiento?

Ovini es el asiento que tiene una tarea, por un lado, aliviar nuestra columna vertebral, y por otro lado, debería hacer que el cuerpo permanezca en constante movimiento con un sistema novedoso a pesar de estar siempre sentado.

Esta silla permite equilibrar el cuerpo en todos los planos, así como rotar en él 360°. En el asiento, podemos inclinarnos al máximo a 30° en relación con “el tablero del asiento”. Tal actitud con muslos bajados (ángulo del torso / muslo mayor de 90°) ayuda a mantener la curvatura natural del lumbar humano.

La construcción del asiento es de madera de fresno. En la construcción, hay un rodamiento de policarbonato sólido, donde se colocan bolas de cromo de clase alta hechas de acero para rodamientos. La cesta semicircular de acero inoxidable, que descansa sobre las bolas de los cojines, nos permite movernos en el asiento.

El caucho estirado controla este movimiento, poniendo una ligera resistencia, de modo que el usuario debe usar la fuerza de los músculos para mover y equilibrar el cuerpo en el asiento. La goma está bloqueada dentro de la cesta con un cierre de madera, la cesta cubierta con madera, y el asiento se termina con el cojín tapizado.

Fuente: Weronika Żytko – www.weronikazytko.com
Imágenes cortesía de: Weronika Żytko – www.weronikazytko.com

Otras Notas

Mirá la revista