A pesar de los avances en la tecnología, el elevador no ha cambiado en más de 150 años: una sola cabina se mueve hacia arriba y hacia abajo en un pozo que de otro modo estaría vacío. Este eje es uno de los bienes inmobiliarios más caros, subutilizados e ineficientes en el mundo. Existen muchos sistemas de transporte en bucle multidireccionales, adaptables y súper eficientes. Desde PLP Architecture piensan que los ascensores pueden hacer los mismo en un futuro cercano.

Lars Hesselgren, Jefe de Investigación de PLP Architecture, reveló el último diseño de SkyPod, que presenta un innovador sistema de propulsión basado en tecnología Maglev para los delegados en el 22 ° Congreso Internacional de Tecnologías de Transporte Vertical. SkyPod es el resultado de cuatro años de investigación llevada a cabo por PLP Labs, el grupo de expertos interno de PLP Architecture en Londres.

Con el advenimiento de los vehículos autónomos, SkyPod es una revolución del transporte para transformar radicalmente la forma en que nos movemos dentro de las ciudades. SkyPod aprovecha estos avances y los extiende verticalmente para lograr un protocolo tridimensional de movilidad urbana que sea bajo demanda, ultra receptivo y punto a punto. Está conformado por una infraestructura física y digital totalmente integrada en la que el viaje comienza en casa, hace pausas en la cafetería favorita y termina directamente en la oficina del piso 55. A lo largo de este viaje, la privacidad y la experiencia son primordiales.

Este sistema de transporte en forma de cápsula se basa en una infraestructura muy física y venerable: una pista. La misma puede inclinarse, girar y girar para trepar en la superficie exterior de los edificios. A diferencia del movimiento rígido arriba y abajo de un ascensor, el SkyPod funciona como un giroscopio. Gira para que su piso sea siempre horizontal, utilizando los mismos sistemas dinámicos de estabilización digital de trenes de alta velocidad. Su movimiento es siempre suave y los oídos nunca explotan. Propulsar esto es un sistema de motor de inducción lineal similar al utilizado por las montañas rusas y trenes Maglev.

El transporte vertical abre oportunidades para formas arquitectónicas sin precedentes desde el núcleo central al exterior del edificio. Si los rascacielos actuales a menudo se sienten monolíticos, autónomos y, a veces, indiferentes a su contexto, SkyPod permitirá nuevos tipos de edificios que, a pesar de su altura, se integran con la ciudad que los rodea. El elevador ha sido una influencia primaria en la forma y el aspecto de la ciudad moderna hasta la fecha. PLP Architecture cree que su desaparición inevitable será el catalizador para el próximo capítulo en la vida de la ciudad. Esta firma, se ha encargado de crear algunos de los diferentes edificios más inteligentes (smart building) en diferentes ciudades del mundo como Amsterdam y Londres.

Fuente: PLP Architecture – www.plparchitecture.com
I
mágenes y video cortesía de: PLP Architecture – www.plparchitecture.com
Otras Notas

Mirá la revista