24 de mayo de 2019

Flos se complace en presentar una instalación específica para el sitio para el lanzamiento de la nueva colección de lámparas de vidrio soplado Noctambule, diseñada por el aclamado diseñador alemán Konstantin Grcic.

Las lámparas se exhiben en un escenario elevado central donde doce configuraciones posibles del piso y elementos están suspendidos en agrupaciones sofisticadas. Debajo de los arcos históricos del espacio, dos grandes pantallas de fotogramas están configuradas para mostrar una serie de fotos inspiradoras de Santi Caleca, que ilustran la colección etérea en entornos sugerentes, además de narrar su fascinante fabricación a través del tradicional proceso de soplado.

Noctambule es una iluminación escultórica a gran escala hecha de módulos cilíndricos de vidrio transparente que se pueden interconectar para crear lámparas de pie y colgantes, enriquecidas por un recipiente de vidrio o una cabeza en forma de cono. Los módulos se pueden unir hasta seis elementos para crear una impresionante columna de iluminación. Casi invisible a la luz del día, su forma está delineada en la oscuridad por el LED de banda alojado en la base de los módulos y los anillos de conexión. Noctambule proporciona una luz difusa y brillante que proporciona un ambiente fascinante y mágico a cualquier entorno.

Noctambule: animal nocturno o noctámbulo. Casi invisible de día, pero dedicado a fascinantes actividades de noche. Una analogía perfecta. La nueva colección de lámparas está realizada en módulos de vidrio soplado, transparente y, por lo tanto, prácticamente invisibles durante el día. Pero cuando se encienden en la oscuridad, se transforman en espléndidas y luminosas lámparas. Los módulos de vidrio con forma cilíndrica son los pilares de la colección. El módulo sencillo es un farol. Si se sobreponen varios módulos, se crea una columna de luz, o un “chandelier” para el hueco de las escaleras. Otros elementos, como la cúpula de vidrio o el cabezal en forma de cono, permiten disfrutar de prestaciones adicionales, como una lámpara de pie y una de suspensión.

La precisión de la tecnología LED que ilumina las lámparas está integrada de forma discreta en las juntas entre los módulos de vidrio. Casi imperceptible, pero preparada para activarse al caer la noche.

Lámparas de suspensión compuestas por módulos de vidrio que se conectan entre sí hasta alcanzar una altura de 3,2 metros (126.77″). La longitud del cable de alimentación y suspensión es de 4 metros (157.48″). Cuerpo cilíndrico y semi-esfera de vidrio soplado transparente, sujeción de suspensión y anillos de aluminio fundido, brazo lateral interno de acero hidroconformado y difusores externos con anillo de silicona óptico opalino moldeado por inyección. El alimentador que hay en el rosetón permite regular la intensidad desde el 10% al 100% y viceversa con un mando de 0-10/1-10V, PUSH, DALI.

Lámparas de suelo compuesta por módulos de vidrio que se conectan entre sí hasta alcanzar una altura de 2,17 metros (85.43 “). Cuerpo cilíndrico y semi-esfera de vidrio soplado transparente, base y anillos de aluminio fundido, brazos laterales internos de acero hidroconformado y difusores externos con anillo de silicona óptico opalino moldeado por inyección. La longitud del cable de alimentación es de 2 metros (78.74”) con pedal, que permite regular la intensidad del 10% al 100% y viceversa. Alimentador de pared con enchufes intercambiables.

Fuente: Flos – www.flos.com
Imágenes cortesía de: Santi Caleca

Otras Notas

Mirá la revista