04 de febrero de 2019

 

El encargo llega al estudio COMA Arquitectura en el año 2016 y termina en 2018 comprendiendo la reforma integral de 5 espacios en el Templo de la Sagrada Familia. Cabe destacar la importancia y cuidado esmero que el estudio tuvo a la hora de intervenir en este gigantesco edificio icono de la arquitectura mundial. En el nivel de plano de acceso de la basílica se ha reformado íntegramente dos Claustros, Montserrat y Mercè, situados en las fachadas de Nacimiento y Pasión respectivamente. En los sótanos del edificio se ha construido una nueva tienda y espacios museísticos así como unos nuevos baños públicos. En total el espacio reformado suma 1.032 m².

Todo el conjunto se ha realizado de forma global a través de un diseño sencillo y respetuoso con el entorno construido. Realizado a través de líneas y volúmenes simples que buscan integrarse en el entorno y conservar a la vez todos y cada uno de los elementos gaudinianos originales. Así mismo se procuró conseguir un resultado en dónde se incorporan todas las instalaciones y estructuras para minimizar su impacto dotando los espacios de una gran funcionalidad y confort.

 

Claustro Montserrat y Claustro Mercè

El proyecto pretende convertir los claustros de la Sagrada Familia en salas de usos polivalentes. Los Claustros fueron originalmente concebidos por Gaudí como espacios deambulatorios abiertos que enlazan las fachadas del templo con las sacristías en sus esquinas. Una vez terminen las obras de construcción del templo ésta será su configuración, pero mientras se siguen realizando las obras se ha redefinido su uso. Esto significa que en realidad se han efectuado obras “reversibles” que algún día serán desmontadas, con la complejidad añadida de no poder modificar ni intervenir en la arquitectura gaudiniana. Aun así, se ha intervenido a nivel global sobre la arquitectura, las instalaciones y las estructuras del templo.

El resultado final son dos espacios alargados, con amplios ventanales a ambos lados. Sus cubiertas y fachadas con definiciones geométricas típicamente gaudinianas usan materiales como la piedra, el hormigón y la cerámica. En el fondo de los Claustros se creó un módulo exento que contiene los elementos de tarima, atril, equipo de audiovisuales y proyección, elementos de instalaciones y clima así como espacios auxiliares de baños y almacenes. El material empleado para los dos espacios ha sido la madera, de roble en el Claustro Mercè y de haya en el Claustro Montserrat. Detrás de cada uno de los módulos exentos se han colocado unos espejos que aportan la ilusión óptica de un claustro que se prolonga más allá del ámbito del espacio, imitando la imagen futura de la obra terminada. En los extremos opuestos de los Claustros se sitúan los accesos a los mismos que también contienen los elementos de seguridad e instalaciones debidamente ocultos para su perfecta integración en el entorno del templo.

Espacio Museístico, nueva tienda principal y baños generales del museo

Se tomó como punto de partida la unificación de los espacios expositivos y la zona de la tienda de regalos en el recorrido actual del museo, situados en los sótanos del edificio. Dichos espacios alternan techos abovedados, fachadas con geometrías gaudinianas y a su vez con estructuras más propias de sistemas constructivos prefabricados de los años 70 y 80. Otro hándicap del proyecto fue encontrarse con distintos niveles de suelo debido a la situación de elementos de cimentación propios del Templo que no podían verse afectados.

La solución para dichos espacios fue su conexión vía escaleras y rampas y la creación de un mundo de falsos techos que enlazan orgánicamente los espacios expositivos y la tienda. De esta forma se funden los espacios en un solo recorrido adaptado sin barreras. Los retos del proyecto surgieron a la hora de conectar dichos espacios con la arquitectura y con los grandes elementos de las instalaciones. La voluntad del proyecto fue la preservación de espacios gaudinianos y la dotación de confort de espacios con gran afluencia de personas (casi 4.000.000 al año). La piedra en los pavimentos y la madera de roble en los acabados del museo fue la tónica predominante.

Los baños de Turismo presentaron un reto mayúsculo al tratarse de zonas húmedas con gran transito y que acarrean unos ciclos de lavado constante. Se emplearon materiales de composite así como elementos de automatización oculta para las dosificaciones de agua, jabón y aire.

El resultado general de la intervención arquitectónica es, sobre todo, respetuosa, de líneas simples y funcionales. Por lo que respecta a las instalaciones y su integración es compleja pero eficiente y sobretodo es oculta, lo que permite conseguir una imagen espacial limpia en todas las intervenciones. La satisfacción de intervenir en un edificio de estas características, el trabajo en equipo con los técnicos del templo y la voluntad de perfeccionamiento y aprendizaje son otros de los puntos que dan valor, aunque sea invisible, a este gran proyecto.

Eficiencia energética y Sostenibilidad

Cada espacio tiene centralizada la producción de frío y calor mediante bombas de calor de alta eficiencia. Las instalaciones se ajustan a las necesidades de las diferentes zonas mediante válvulas de equilibrado. La ventilación de los espacios se garantiza con recuperadores de calor. La climatización tiene en cuenta la singularidad de los espacios haciendo la distribución de aire mediante toberas o difusores integrados en el mobiliario y en las cámaras técnicas que se han previsto.

La iluminación aporta los niveles funcionales y potencia la arquitectura de los espacios. Se ha utilizado tecnología LED y regulación DALI con control centralizado. En los locales de servicio el control se hace mediante detectores de presencia.

Las instalaciones disponen de un sistema de control que se integra al control centralizado de Sagrada Familia para la contabilización de consumos y monitorización que permite su gestión y seguimiento. Se utilizan grifería temporizada con sensor de presencia y cisternas de doble descarga para favorecer el ahorro de agua. La maquinaria se ha instalado en salas técnicas insonorizadas con silenciadores en las aberturas de toma de aire y salida al exterior.

Ficha técnica:

Obra: Reforma integral en el templo expiatorio de la Sagrada Familia en Barcelona
Arquitectura: COMA Arquitectura – www.comarquitectura.com
Ubicación: Eixample, Barcelona
Superficie: Área: 1032 m²
Año: 2016-2018

Fuente: COMA Arquitectura – www.comarquitectura.com
Imágenes cortesía de: Josep Daudé ©Fundación Junta Constructora del Temple Expiatori de la Sagrada Familia
Otras Notas

Mirá la revista