Para la construcción de la nueva sede de OPPO en Shenzhen, China, hubo un concurso internacional con fuerte competidores. La firma seleccionada para este proyecto fue Zaha Hadid Architects. Oppo es uno de los principales fabricantes de smartphones de China y el quinto más grande del mundo, lanzando su primer teléfono en 2008. La empresa tiene un objetivo de crecimiento, con institutos de investigación, centros de investigación y desarrollo y un estudio de diseño global. Para adaptarse a este proceso, la empresa necesita renovarse con un diseño acorde.

El complejo contará con cuatro torres interconectadas con una altura de 200 m (42 pisos). El diseño de 185,000 metros cuadrados incorpora dos torres de espacios flexibles de planta abierta. Estas se unen por un vestíbulo vertical de 20 pisos y dos torres de servicio externas que proporcionan circulación vertical. Las torres se estrechan hacia adentro en los niveles más bajos para crear grandes espacios al nivel de la calle. Además, están orientadas hacia la bahía de Shenzhen para obtener una gran vista.

Los grandes espacios del atrio unen a todos los ocupantes a través de la conectividad visual, lo que ayuda a fomentar la colaboración entre los diferentes departamentos de la empresa. De esta manera, también mejora la interacción entre los empleados. La abundancia de luz natural, los entornos de trabajo variados y la diversidad de rutas para que el personal y los visitantes se muevan por el edificio conducen al compromiso creativo y la espontaneidad.

La sede de OPPO incluirá una plaza ajardinada, galería de arte, tiendas, restaurantes y un enlace directo a la estación adyacente de la red de metro de Shenzhen. Esta desarrollado de tal forma que será un nuevo espacio cívico en la ciudad con una pasarela atravesada en diagional.

El Sky Plaza del décimo piso brindará a los residentes locales, visitantes y empleados de OPPO instalaciones variadas para comer, divertirse y divertirse. Mientras que el Sky Lab en la azotea será un espacio público popular con espectaculares vistas de una de las ciudades más dinámicas del mundo.

Tras la certificación LEED Gold de la torre Leeza SOHO de ZHA en Beijing, la nueva sede de OPPO también fue diseñada para apuntar a esta certificación ecológica. Por lo tanto, el proyecto está desarrollado con sistemas de gestión de energía y modelado de información de edificios en 3D para optimizar la eficiencia. Comenzando a finales de este año, se prevé que la nueva sede de OPPO se complete a principios de 2025.

Fuente: Zaha Hadid Architects – www.zaha-hadid.com
Imágenes cortesía de: Zaha Hadid Architects – www.zaha-hadid.com
Otras Notas

Mirá la revista