22 de abril de 2019

 

Workey es un novedoso y disruptivo espacio flexible de trabajo (coworking) y eventos. Se encuentra ubicado en la cúpula del edificio Miguel Bencich 616 (Diagonal Norte y Florida), es la joya arquitectónica de los edificios más emblemáticos, patrimonio histórico de la ciudad de Buenos Aires. El edificio, construido en 1927, fue diseñado por el arquitecto francés Eduardo Le Monnier, el cual conjugo elementos del clasicismo y academicismo francés para la ejecución de un edificio de oficinas encargado por los hermanos Massimiliano y Miguel Bencich. Arquitecto francés formado en la Escuela Nacional de Artes Decorativas de París. Llegó a la Ciudad de Buenos Aires en el año 1896. En esta ciudad desarrollo la mayor parte de sus proyectos y obras concretadas. Entre sus obras más destacadas además se encuentran: el Yacht Club Argentino, el Jockey Club de Rosario, la Nunciatura Apostólica de Buenos Aires y el Banco Argentino Uruguayo.

Con una inversión que supera los U$D 250.000, se puso en valor La Cúpula Bencich con la finalidad de abrir el espacio de coworking mas exclusivo de Buenos Aires. Cuando la firma adquirió el inmueble se encontraba en un estado totalmente deteriorado, con pisos de madera podridos, todos los vidrios rotos, las escaleras demolidas, sin baños, los techos se caían, etc.

El espacio cuenta con cuatro pisos, dos de ellos de 150m2,  totalmente renovados y restaurados; con pisos de mármol, terraza y ascensor privado circular de acrílico. Además se colocó en cada piso dos baños, uno para damas y otro para caballeros.

Se armó un coffee break en el cual, se puede degustar un exquisito café y además hay heladera, dispenser de agua, microondas, cerradura electrónica, cámaras de seguridad, aire acondicionado frío/calor (que fueron colocados de manera estratégica para que no sean vistos desde el exterior así pudiendo resguardar la fachada del mismo ya que es patrimonio histórico y así poder seguir manteniendo el mismo perfil) y comodidades extras para los miembros.

Se pensó mucho en la distribución del espacio, para poder ofrecer oficinas privadas. Cuentan con 100 puestos de trabajo, salas de reunión, las cuales tienen una capacidad hasta 10 personas que se alquilan por hora o día y un piso de eventos, el cual tiene 110 m2 y cuenta con un balcón que rodea la cúpula pudiendo así apreciar la vista 360 grados de la Ciudad de Buenos Aires logrando visualizar desde el río hasta el Obelisco.

Aspiramos a diferenciarnos con una propuesta premium. Las membresías parten a partir de $6500 mensuales + IVA. Por precios similares a los de la competencia, y hasta inferiores en algunos casos, brindamos servicios de alta calidad, desde el clasicismo y el glamour que caracterizan a este entorno inigualable hasta la oferta gastronómica que se puede degustar en él. El modelo del coworking tiene como target a empresas, y a profesionales individuales, startups, etc.

Al contar con zonas comunes y mesas individuales donde se puede trabajar en forma aislada, se apunta a que las oficinas sean ocupadas por organizaciones. La empresa desea que haya pocos clientes con poca rotación en él y que el área abierta sea el lugar de expansión natural de estas compañías cuando tengan que incorporar personal por un periodo determinado.

Situado en un punto neurálgico y estratégico del microcentro, los socios cofundadores de este proyecto, Diego Belli y Ana Fenochietto, ponen el foco, sobre todo, en corporaciones financieras que deseen hacer uso de sus comodidades. Ellos creen que por la ubicación este público puede ser el que más nos frecuente.

En pleno corazón de Buenos Aires contamos con accesos inmejorables. Estamos a metros de las estaciones de subte:

▪Catedral(línea D) en la puerta del roció.
▪Carlos Pellegrini (línea B)
▪Diagonal Norte (línea C)

A medida que vaya cubriendo la tasa de ocupación en el Miguel Bencich, planeamos abrir dos locaciones mas, una en el corredor norte y otra en el distrito financiero de Montevideo, Uruguay. Estamos considerando dos edificios antiguamente destinados a oficinas que actualmente están vacíos.

Vale la pena también mencionar que se está negociando un joint venture con firmas de coworking extranjeras. Mas, precisamente, la idea es acordar una alianza para que los socios de Workey puedan, con el abono de su membresía, visitar oficinas de este tipo en Nueva York y Miami, Estados Unidos.

Fuente: Workey – www.workey.com.ar
Imágenes cortesía de: Workey – www.workey.com.ar
Otras Notas

Mirá la revista