Martes 22 de mayo de 2018.

Phebos Xenakis diseñó “Karekla“, una silla creada a partir de una serie de conchas de madera descuidadas que fueron regaladas a su escuela por una empresa de muebles.

Xenakis comenta que un simple ajuste de cortar el asiento en segmentos lo convirtió en una pieza de mobiliario única. Cuando uno decide sentarse en la silla, los segmentos sucumbirán al peso del usuario y crearán un asiento cómodo. Cuando el usuario vuelve a pararse, el caparazón vuelve a su forma original formando un objeto casi escultórico.

La silla se compone de dos piezas principales. El marco, que está hecho de acero y la carcasa que está hecha de madera contrachapada. Los segmentos fueron cortados usando una sierra circular. El marco se soldó entre sí siguiendo la misma forma de S que el armazón. La flexibilidad es un resultado investigado creado por la combinación de la forma S del caparazón, su grosor y el ancho de los segmentos.

El arco de seguridad se encuentra debajo de la silla como una idea de que el diseño en su conjunto se pareciera más a un objeto abstracto, haciendo que la gente dudara de su propósito como elemento de asiento.

 

Fuente: Phebos Xenakis www.phebos-xenakis.be
Imágenes cortesía de: Phebos Xenakis www.phebos-xenakis.be

Otras Notas

Mirá la revista