Ada, el primer proyecto de pabellón arquitectónico que incorpora Inteligencia Artificial, también es una luz tejida que sumerge a los visitantes en un resplandor sensible e interactivo de fotoluminiscencia. ¿A qué se debe el nombre “Ada”? Es un homenaje al matemático, primer programador informático e innovador temprano de la era de la informática, Ada Lovelace. Este proyecto fue desarrollado por Jenny Sabin Studio junto a Microsoft Research. Además de incluir la inteligencia artificial, incorpora el rendimiento, la innovación material, la arquitectura adaptativa centrada en el ser humano y las tecnologías emergentes.

“La magia sucede cuando la gente interactúa con Ada”, explica la artista JERRY SABIN, convocada por el programa “Artist in Residence” de Microsoft para desarrollar este imponente dispositivo artístico. A través de una serie de micrófonos y cámaras, captura datos de los espectadores que convierte en luces y colores.

Arquitectura interactiva

La inteligencia artificial, el aprendizaje automático y las tecnologías de reconocimiento de patrones son parte del nuevo lenguaje de la tecnología. Para poder funcionar, el esqueleto de Ada posee 895 nodos impresos en 3D que se conectan entre sí a través de 1274 varillas de fibra de vidrio; su forma es elipsoide y está estructurada como una red de hexágonos.

El uso de la inteligencia artificial en Ada

Gracias a los investigadores e ingenieros en Microsoft Research, Ada se basa en datos de sentimientos individuales y colectivos recopilados y alojados en el Microsoft Research Building 99. Una red de sensores y cámaras ubicadas en todo el edificio ofrece múltiples oportunidades para que los visitantes y participantes se involucren, interactúen y conduzcan el proyecto. Los datos incluyen patrones faciales, tonos de voz y sonido procesados ​​por algoritmos de Inteligencia Artificial y correlacionados con el sentimiento.

Una aliada silenciosa

Ada es el puntapié inicial para un proyecto mucho mayor: al procesar y entender lo que las personas sienten, podría ser un gran aliado para clínicas y hospitales. Por ejemplo, al detectar una molestia en un paciente y alertar a un médico o enfermero para que lo asistan.

SABIN ha invertido más de una década de trabajo en equipo con científicos, ingenieros y biólogos para conocer materiales y tecnologías. Sus inquietudes como artista superan la dimensión estética y siempre desembocan en un compromiso social: crear espacios que brinden posibilidades, que resuelvan problemas y mejoren la calidad de vida de las personas.

Ada es un experimento artístico que muestra cómo la arquitectura puede formar parte de la vida íntima y sensible de las personas a través de la tecnología. Así, ubica a la disciplina en un lugar participativo, haciendo que una cara sonriente, preocupada o sonrojada emitan un mensaje al entorno.

Ficha técnica:

Jenny Sabin Studio
Diseñadora arquitectónica y artista: Jenny E. Sabin
Gerente de Proyecto: Dillon Pranger
Diseño, Producción, Instalación: John Hilla, Jeremy Bilotti, William Qian
Ingeniero de diseño: Clayton Binkley y Judy Guo; Arup

Microsoft Research Ada Core
Miembro técnico y director: Eric Horvitz
Director de PM y Proyectos Especiales: Shabnam Erfani
Diseñador de investigación principal / Fusionista: Asta Roseway
Dirección de diseño principal: Wende Copfer
Ingeniero Eléctrico Principal: Jonathan Lester
Investigador principal: Daniel McDuff
Asociado / Ética: Mira Lane

Fuente: Jenny Sabin Studio – www.jennysabin.com
Imágenes cortesía de: John Brecher – Jake Knapp
Otras Notas

Mirá la revista