09 de septiembre de 2019

 

Las iniciales de ETFE, también conocido como ETFE, significan Etileno-TetraFluoroEtileno. Se trata de un copolímero que puede transformarse termoplásticamente en láminas muy transparentes y resistentes a la intemperie. Si bien originalmente los polímeros eran utilizados para construcciones menores, gracias a desarrollos tecnológicos hoy es considero como un gran aliado en la industria. El ETFE en particular ganó popularidad gracias a la fachada del Cubo de Agua de PTW Architects para los Juegos Olímpicos de Beijing en 2008.

Entre sus virtudes se destacan su bajo costo de producción, su larga vida útil y su carácter reciclable. Sirve cubrir superficies y terrenos de grandes dimensiones como pabellones, piscinas, zoológicos y centros recreativos. Es liviano, transparente y demanda un escaso consumo de energía. Además, resiste el desgarro o el impacto del granizo, es permeable a la radiación UV y soporta proyecciones de arena, agentes químicos y diferentes temperaturas. En esta nota, cuatro casos de su aplicación.

Pabellón Hydro

Ubicado en Glasgow, Reino Unido, el pabellón deportivo desarrollado por Foster + Partners cuenta con un espacio interior altamente flexible (asientos fijos, retractables y desmontables), posee capacidad para 13.000 personas de pie y 12.000 sentadas, y se distribuye en 25.000 m2. Su cúpula de acero enrejado pesa 1400 toneladas y sus fachadas están revestidas con paneles de ETFE translúcido sobre las que se pueden proyectar patrones e imágenes para ser iluminados y hacer que el edificio brille como un faro por la noche.

Diseñada para reducir las demandas energéticas, la estructura combina ventilación natural y mecánica: el aire fresco es atraído dentro del edificio sobre las entradas y ventilado en el nivel alto. Los almohadones de aire ETFE son de los más grandes utilizados en una fachada. Las propiedades antiadherentes del material garantizan la limpieza de las superficies a la vista.

www.fosterandpartners.com

Water Cub

Desarrollado por PTW Architects, CSCEC, CCDI y ARUP, el Centro Nacional de Natación en Beijing está inspirado en la importancia del agua: esto se transmite a través del sistema estructural y el tinte azul de los paneles ETFE. Los diseñadores buscaron celebrar la alegría y la magia asociada al agua, creando un oasis en el corazón de la ciudad. El exterior del edificio está compuesto por almohadas de ETFE, con una ubicada en la cara exterior del marco y otra en la cara interior. Para generar la estructura en forma de poliedros de 12 y 14 lados, los ingenieros diseñaron un sistema paramétrico que automatiza el proceso de dibujo. “Modelamos una serie de superficies a partir de las líneas de alambre externas que representaban la versión plana de la membrana. Una vez completado este proceso, escribimos otro guión que generara la superficie tipo almohadón que representa la piel de construcción ETFE”, explican desde el estudio. Dicho almohadón permite que WaterCube alcance la mayor eficiencia térmica.

The Shed

The Shed es una organización sin fines de lucro que comisiona, desarrolla y presenta obras de arte originales de todas las disciplinas y para todas las audiencias. The Shed’s Bloomberg Building se encuentra en Manhattan (donde High Line se une con Hudson Yards), una estructura de 18.500 m2 diseñada por Diller Scofidio + Renfro.

Sus ocho pisos incluyen galerías, un teatro y un espacio de ensayo para espectáculos de gran escala, instalaciones y eventos. La armazón movible, de 37 metros de altura, está hecha con un marco de acero expuesto, revestido con almohadones de ETFE. Sus propiedades térmicas permiten aislar el cristal en una fracción de su peso. Los paneles de The Shed son algunos de los más grandes, midiendo casi 21 metros de longitud en algunas áreas.

CEPSA Flagship

Esta estación de servicio se desarrolló de manera conjunta entre el estudio Malka Portus y Saffron Brand Consultants. Con más de 100 años operando en el mercado español, la compañía Cepsa representa tecnología y servicio, dos promesas transmitidas a través del concepto “Adaptable Energeering”.

“En base al nuevo ADN, había que revisar la cartera de marcas de Cepsa, ordenarlas y guiar la toma de decisiones respecto a las nuevas adquisiciones. Para poder desarrollar un modelo de arquitectura de marca coherente, el primer paso era entender sus aspiraciones”, explican desde el estudio. Una de las transformaciones más notales fue aplicada a las estaciones de servicio, que proyectan un modelo “altamente tecnológico, sostenible, hecho para las personas, diferente y, sobre todo, icónico y memorable”, en el que el ETFE fue elegido como material protagonista.

Fuente: Lastra & Zorrilla – www.arquitextil.net
Imágenes cortesía de: Ben McMillan – Nigel Young – Iwan Baan – Montse Zamorano
Otras Notas

Mirá la revista