01 de agosto de 2018

 

La tecnología avanza, las ideas fluyen. Las nuevas tecnologías, como las  impresiones 3D, ayudan a la fabricación de nuevos productos. Uno de ellos es el muro de hormigón inteligente que ya hemos visto tiempo atrás en una nota. Pero cuando se habla de innovación en la ciudad, se habla de edificios, mobiliario urbano, poco se habla sobre la influencia de la tecnología en las calles y en las veredas. A partir de este prototipo, la innovación llegó para que sea aprovechada en la ciudad por vehículos y peatones que todos los días circulan por la vía publica.

Carlo Ratti Associati (CRA) trabajó con Sidewalk Labs en Toronto para diseñar The Dynamic Street, un prototipo de sistema de pavimentación modular y reconfigurable que insinúa la posibilidad de que el paisaje urbano se adapte a las necesidades de la gente. Por ejemplo, permitir que una calle cree un carril adicional para el automóvil durante la hora pico, pero que luego se convierta en una plaza peatonal por la noche. El proyecto se basa en la amplia experiencia e investigación de Sidewalk Labs en el diseño de calles, y ofrece a los visitantes la posibilidad de interactuar con conceptos tecnológicos prometedores.

Dynamic Street presenta una serie de adoquines hexagonales modulares que se pueden recoger y reemplazar en cuestión de horas o incluso minutos para cambiar rápidamente la función de la carretera sin crear interrupciones en la calle. Este sistema está inspirado en el proyecto piloto del grupo francés de investigación IFSTTAR sobre el pavimento urbano removible puesto en marcha en Nantes.

Imagine una calle urbana, ubicada entre edificios con tráfico peatonal y ciclista. Durante las horas de la mañana y de la tarde, puede haber un flujo constante de pasajeros que se dirigen al trabajo. En el medio del día y la noche, las familias pueden usar la calle como un espacio de juego. Y en el fin de semana, la calle podría ser limpiada para una fiesta de barrio o un partido de baloncesto.

Con el fin de reconfigurar el paisaje urbano para múltiples usos, el proyecto explora los diferentes patrones que se pueden crear en la cuadrícula hexagonal, así como la integración de luces en pavimentadoras individuales. Las ciudades de hoy usan pintura y bordillos para separar las formas de tráfico, por lo general empujando a los peatones y ciclistas hacia los lados. El prototipo de Dynamic Street muestra cómo las luces integradas pueden comunicar cruces, zonas de recogida u otros usos de una manera flexible pero segura. Finalmente, cada pavimentadora puede alojar un elemento plug and play, es decir, estructuras verticales como postes, bolardos o incluso aros de baloncesto. Otra ventaja de los módulos hexagonales es que pueden eliminarse fácilmente para facilitar el mantenimiento menos disruptivo y el acceso a servicios de red por debajo del nivel.

“The Dynamic Street crea un espacio para la experimentación urbana: con este proyecto, nuestro objetivo es crear un paisaje urbano que responda a las necesidades cambiantes de los ciudadanos”, dice el profesor Carlo Ratti, fundador de CRA Practice y director del Senseable City Lab at the Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT): “Estamos entusiasmados de trabajar con Sidewalk Labs, mientras exploramos una nueva integración entre la carretera como espacio físico y las tecnologías digitales”.

En la exposición en Toronto, los visitantes pueden participar en una exploración de las ideas que podrían formar parte de un futuro vecindario. Los visitantes pueden participar en la co-creación de la calle dinámica jugando en un reconfigurador digital, imaginando escenarios urbanos propios.

“La instalación es un experimento y un área de investigación activa, por lo que esperamos que cambie a medida que aprendamos de los comentarios y las pruebas. En esta primera iteración, los adoquines están hechos de madera para que podamos simular rápidamente algo y cambiarlo rápidamente; es de esperar que las versiones posteriores estén hechas de concreto u otros materiales más resistentes “, dice Chris Anderson, Urban Prototyper en Sidewalk Labs, quien agrega: “Esperamos que los visitantes imaginen nuevos tipos de actividades urbanas para las calles”.

“Como es probable que los vehículos autónomos comiencen a funcionar en las calles pronto, este proyecto nos ayuda a imaginar una infraestructura vial más adaptable”, dice Emma Greer, gerente de proyectos de CRA: “Los automóviles que conducen de manera automática cambiarán tanto la cantidad de carriles como la cantidad de estacionamiento que necesitaremos. Dynamic Street explora una plataforma flexible que permite a las personas ver cómo la tecnología puede evolucionar y responder a diferentes condiciones “.

La instalación de Dynamic Street se compone de 232 adoquines hexagonales modulares con un diámetro de 1,2 metros (4 pies) cada uno, montados sobre una superficie de 240 metros cuadrados (2500 pies cuadrados) para simular una calle de 11 metros de ancho (36 pies). El proyecto estará abierto durante el verano con horarios semanales y eventos mensuales de Sidewalk.

Ficha técnica:

Obra: The Dynamic Street
Estudio: Sidewalk Labs con Carlo Ratti Associati
Equipo de CRA: Carlo Ratti, Giovanni de Niederhausern, Saverio Panata, Emma Greer (líder del proyecto), James Schrader, Rui Guan, Luca Giacolini, Alessandro Tassinari, Aunie Frisch
Construcción: Pac Team

Fuente: Carlo Ratti Associati – www.carloratti.com – Sidewalk – www.sidewalklabs.com
Imágenes cortesía de: David Pike
Otras Notas

Mirá la revista