27 de junio de 2018

Durante la Bienal de Arquitectura de Venecia de este año, uno de los pabellones más destacados es el croata, a cargo del arquitecto Bruno Juričić. Cloud Pergola traspasa los límites de la arquitectura, el arte, la ingeniería, la robótica y los modelos computacionales. La exposición sorprendió a los visitantes transformando una clásica tipología mediterránea, la pérgola, en un bosque poco común y futurista de enrejados. Esta apuesta ha llevado a Bruno Juričić y a los artistas involucrados en el proyecto a repensar la forma en que consideramos la hospitalidad, el cambio climático y la sociabilidad.

El Pabellón Croata reunió a las empresas -Arup y Ai-Build- y los diseñadores avanzados y arquitectos orientados a la innovación -Alisa Andrašek y Bruno Juričić- para imaginar nuevas sinergias entre la investigación académica, la práctica arquitectónica y la fabricación digital de vanguardia.

“Quería que el pabellón superara las consecuencias estéticas, espaciales y tectónicas de los paradigmas emergentes de la inteligencia aumentada en el cruce entre la arquitectura, el arte y la ingeniería al presentar una estructura de pérgola a escala completa hecha con fabricación robótica 3D y automatizada protocolos de diseño”, dijo Bruno Juričić.

La metáfora de la pérgola es que si ésta es un espacio donde lo privado y lo público se fusionan, el hombre y la naturaleza son inseparables; en este pabellón se invita a los visitantes a reflexionar sobre el futuro de la arquitectura y sobre la interacción entre el hombre y la máquina, la inteligencia humana y artificial, mientras ofrece un espacio cálido y acogedor.

Cloud Pergola / The Architecture of Hospitality está compuesta por Cloud Drawing -la instalación principal del pabellón, diseñada por los arquitectos Alisa Andrasek y Bruno Juričić- que  rediseña la relación entre el mundo natural y la intervención humana mediante la captura matemática de la formación de nubes, al tiempo que integra datos ambientales específicos del sitio en una síntesis de forma, figura, postura, tectónica, porosidad y efecto de luz. ¿Por qué se habla de captura matemática? Porque, según los autores, la estructura de Cloud Drawing se diseñó utilizando un algoritmo de agentes múltiples, donde pueden entenderse como elementos discretos activos cuyos comportamientos están determinados por un conjunto de reglas, basadas en la lógica estímulo-respuesta impulsada por el diseño y restricciones específicas de fabricación. Los agentes fueron acondicionados para ascender desde cero, con tres enjambres simultáneos girando en relación entre sí. Este comportamiento de giro deja una huella estética en la red que captura un comportamiento de “transmisión”, así como el rendimiento estructural, con sus puntales diagonales que cambian la direccionalidad. Cuando alcanzan cierta altura, su comportamiento cambia, ralentizando radicalmente en la dirección Z, y privilegiando el movimiento horizontal, lo que resulta en una secuencia de techo.

Formado por 300 kilogramos de plástico biodegradable impreso en 3D, la estructura en forma de nube del pabellón está formada por vóxeles orientados a lo largo de un campo de vectores generados por un conjunto de fuerzas de fluidos diseñadas por el arquitecto. Arup proporcionó orientación estructural a lo largo de todas las fases del diseño en la definición de los vóxeles y en el análisis de la compleja estructura formada por más de 100.000 elementos. Arup colaboró con el equipo de fabricación en 3D de Ai-Build para desarrollar una secuencia de ensamblaje simple para la pieza compleja y delicada.

Debajo de la nube, se realiza un trabajo en la pared de Vlatka Horvat: en “To Still the Eye” el artista visual explora la noción del horizonte como una manifestación física de la distancia y como una metáfora del futuro, que desea abordar este sentido de la posibilidad.

En el fondo, con el fin de crear un ambiente inmersivo, la artista transdisciplinaria Maja Kuzmanović propone una instalación de audio titulada “Ephemeral Garden” (Jardín Efímero), que evoca el sentido de las reuniones de convivencia bajo una pérgola. El murmullo de la conversación, complementado con el sonido de la materia animada, produce un espacio donde las voces humanas y no humanas se entremezclan.

La ceremonia inaugural fue presenciada por varias personalidades destacadas y que quedaron impactados por la exposición. “El Pabellón Croata se encuentra a la vanguardia de la informática y la robótica en la arquitectura -escribe el crítico de arquitectura Bart Lootsma- y es admirado más allá de la innovación tecnológica, ofreciendo una experiencia elegante, efímera y poética. ¿No es una pérgola, en su función de filtrar el sol, idealmente una simulación de nubes de todos modos? Espero poder encontrar una estructura tan fresca o tal vez incluso más grande en un día caluroso en la costa croata”. Patrik Schumacher, director de Zaha Hadid Architects, declaró: “El pabellón croata impulsa la cuenta del siglo XXI en la arquitectura, mientras que principalmente todos los demás pabellones en este año bienal parecen arquitectura del siglo XX”.

Fuente: Cloud Pergola / The Architecture of Hospitality – www.pergola.ai
Imágenes cortesía de: Jan Stojokovic

 

Otras Notas

Mirá la revista