En este último proyecto de Masquespacio para Kento en Valencia sigue en la línea de buscar nuevas formas de presentar los espacios de la cadena de comida asiática. La idea es mantener la imagen de marca y sorprender a los clientes en cada nueva apertura.

Esta vez los materiales principales utilizados han sido el azulejo de formato más grande y la madera en listones semi-circulares ya utilizados en el diseño anterior para Kento. Al agregar tiras de madera semicirculares en las paredes, se hace referencia a las maderas de bambú. De esta manera no solo se resalta el aspecto japonés del espacio, sino que también se agrega un toque de calidez a un interior con varios materiales industriales como metal y cerámica.

Primero se destaca el techo alto y el escaparate completamente acristalado. A partir de este punto, el diseño busca aprovechar la arquitectura interior, manteniendo el techo alto y la gran ventana del proyecto. Mientras que la mayoría de las mesas se han orientado hacia el exterior y así, ofrecer a la mayoría de los comensales una vista directa de la calle.

El diseño mucho más minimalista que en los Kento anteriores, recrea sin embargo un contraste fuerte con los verdes metalizados y los dorados aplicados en los diferentes elementos de mobiliario. Los muebles y la iluminación en sí, a diferencia de los otros interiores de Kento, usan un oro limitado que se cambia por los colores corporativos morados y verdes.

Por último, pero no menos importante, el mostrador se presenta con un techo de madera que nos recuerda a los puestos de comida en la carretera en Japón. En conclusión, la última apertura de Kento presenta otra versión de la marca especializada en sushi, manteniéndose fiel a su identidad corporativa siempre en búsqueda de sorprender a sus clientes.

Fuente: Masquespacio – www.masquespacio.com
Imágenes cortesía de: Luis Beltrán
Otras Notas

Mirá la revista

Notas