La historia sobre el Holocausto nuevamente cuenta con su espacio en Buenos Aires. A partir de un evento quedó inaugurado el Museo del Holocausto remodelado, el cual contó con más de 830 invitados. Sobrevivientes, políticos, funcionarios y dirigentes de la comunidad judía dijeron presente en esta inauguración.

El evento estuvo conducido por Débora Plager y contó con las palabras del Gran Rabino Ashkenazí de Israel David Lau quien recordó que es hijo de un sobreviviente. “Me emociona estar esta tarde con ustedes porque respiro esa memoria”. “Solo un pueblo que aprende de su pasado, puede construir un futuro”, aseguró el rabino.

La exhibición permanente posee 1554 m² y fue realizada por un equipo interdisciplinario conformado por sobrevivientes, historiadores, museólogos, educadores, arquitectos, técnicos multimediales y diseñadores gráficos, que junto a un nutrido equipo de voluntarios, desarrolló los contenidos. También contó con el asesoramiento y la contribución de importantes especialistas internacionales. El edificio tiene ahora 3091m² en total y, además de la exhibición permanente en subsuelos y planta baja, cuenta con cuatro pisos de oficinas, aulas y una sala de exhibiciones temporarias.

“La nueva muestra cuenta con herramientas pedagógicas y tecnológicas de última generación y está a la altura de los museos más modernos del mundo. Además, tiene testimonios interactivos de sobrevivientes en primera persona y espacios sensoriales, mapas y líneas cronológicas temporales”, detalla Marcelo Mindlin, presidente del Museo del Holocausto.

Memoria y aprendizaje sobre el Holocausto

El evento finalizó con el presidente del museo, quien agradeció a todos los que trabajaron en los dos años en la remodelación. ”Hoy podemos decir con mucha satisfacción que con esta obra hemos hecho nuestro aporte para que las seis millones víctimas del Holocausto no vuelvan a morir”, dijo Mindlin. Y además recordó la institución tiene la misión de transformar la tragedia y el horror del Holocausto en una fuente de aprendizaje.

Antes de finalizar, Marcelo Mindlin también homenajeó a los sobrevivientes. “Ellos han asumido un compromiso de vida de contar sus historias, tantas veces como fueran necesarias, para alertar sobre las consecuencias del odio y la intolerancia que conducen a atrocidades como el Holocausto. Para ellos nuestro respeto, nuestra admiración y agradecimiento”.

El público general podrá recorrer las nuevas instalaciones del Museo del Holocausto el jueves 5 de diciembre a partir de las 14 horas. Inscripción previa en www.museodelholocausto.org.ar/visitas

Fuente: Museo del Holocausto – www.museodelholocausto.org.ar
Imágenes cortesía de: Museo del Holocausto – www.museodelholocausto.org.ar
Otras Notas

Mirá la revista