Como todos los años, el Pantone Color Institute elige sobre el color que será tendencia para la siguiente temporada. Para esto se basa en estudios, análisis de tendencias en el arte, la moda y el cine, y observaciones realizados por expertos en la materia. En este caso, las marcas de diseño Nodus, Exto y Windfall aprovechan el momento para proponer sus diseños que encajan perfectamente con las tonalidades del color Classic Blue (Azul Clásico) seleccionado para el 2020, y con los tonos “Bleached Coral” y “Neo Mint” que fueron propuestos siguiendo la línea del 2019 en donde se eligió al Living Coral.

Las alfombras de Nodus

Color Flow y Verdiazul fueron producidas en Nepal y anudadas a mano. La primera fue diseñada por Florian Hauswirth, presenta un espesor de 5 mm y su material principal es la lana.

Mientras que la segunda, fue obra de la diseñadora Liliana Ovalle, con 8 mm y utilizó como material la seda de plátano.

También la alfombra Pakistán se puede agregar a este segmento según su color. Como su nombre lo indica, es de origen pakistaní y diseñada por Donata Paruccini. A diferencia de las anteriores, esta fue anundada a mano pero sobre un telar. Esta compuesta con 100% lana.

“Los ojos” de Exto

Iride, es la colección de espejos retroiluminados en vidrio, disponibles en cuatro variantes de colores. Obviamente, aquí el color verde y azul son los elegidos. Los espejos Iride se parecen a los ojos, y al igual que ellos, cada espejo es literalmente diferente del otro. De hecho, cada marco de color irisado que rodea el espejo es único, ya que está hecho con capas de gafas que se están agotando o están fuera de producción. Cada iris está compuesto por “pétalos” que tienen todas las medidas diferentes, de uno a otro.

Las opciones de iluminación de Windfall

Pequeñas gotas de cristal forman el candelabro Flower. Suspendidos en finos alambres de acero inoxidable, se pueden adaptar a cualquier situación, tamaño, forma, densidad y colores, todos hechos a medida. Pueden ser flores, o como mariposas, cayendo en cascada en cascadas o nubes de cristales. Las posibilidades son ilimitadas, desde piezas escultóricas en una escalera o entrada hasta pequeños candelabros de techo, en distintas combinaciones de colores.

Hellbob no es un infierno en este caso. Son esferas de cristal que flotan parecidas a las burbujas. Es una lámpara de araña distinta, un objeto de diseño con un marco de metal casi audazmente cubierto de cristal. Los candelabros Hellbob están iluminados desde el exterior, lo que da la sensación de una estructura cristalina pura y sin peso.

Tubees es similar a una hoja, conformada por cuentas encerradas en tubos de cristal creando una lámpara de araña novedosa. Mientras que el diseño de Lula, hace que sea una lámpara clásica. Esta línea puede ser de pared, de pie o colgante, adaptándose a cualquier espacio interior.

Fuente: Nodus – www.nodusrug.it / Exto – www.extoworld.it /Windfall – www.windfall-gmbh.com
Imágenes cortesía de: Nodus – www.nodusrug.it / Exto – www.extoworld.it /Windfall – www.windfall-gmbh.com
Otras Notas

Mirá la revista