CopenHill, también conocido como Amager Bakke, es una nueva generación de plantas de conversión de residuos en energía  de 41,000 m2 con una pista de esquí, un sendero para caminatas y un muro de escalada. También incorpora la noción de sostenibilidad y se alinea con el objetivo de Copenhague de convertirse en la primera ciudad neutral en carbono del mundo para 2025. Para este proyecto participaron BIG-Bjarke Ingels Group, SLA, AKT, Lüchinger + Meyer, MOE y Rambøll.

Reemplazando la planta adyacente de 50 años de conversión de desechos en energía con Amager Ressourcecenter (ARC), las nuevas instalaciones de incineración de desechos de CopenHill poseen las últimas tecnologías en tratamiento de desechos y producción de energía. Debido a su ubicación en el paseo marítimo industrial de Amager, donde se practicaba desde wakeboard hasta carreras de karts, la nueva planta de energía agrega esquí, senderismo y escalada.

“CopenHill es una expresión arquitectónica flagrante de algo que de otro modo habría permanecido invisible. En otras palabras, es la planta de energía de conversión de residuos en energía más limpia del mundo. CopenHill es tan limpio que hemos podido convertir su masa de construcción en la base de la vida social de la ciudad: su fachada es escalable, su techo es escalable y sus laderas son esquiables. Un claro ejemplo de sostenibilidad: que una ciudad sostenible no solo es mejor para el medio ambiente, sino que también es más agradable para la vida de sus ciudadanos”. Bjarke Ingels, Fundador y Director Creativo, BIG.

El trabajo y las actividades en CopenHill

Los volúmenes internos de la central eléctrica están determinados por el posicionamiento preciso y la organización de su maquinaria en orden de altura, creando un ajuste de techo eficiente e inclinado para un terreno de esquí de 9,000 m2. En la parte superior, los expertos pueden deslizarse por la pista de esquí artificial, probar el parque de estilo libre o probar el curso de slalom cronometrado. Mientras que los principiantes y los niños pueden practicar en las pistas más bajas. Los esquiadores ascienden al parque y pueden dar un vistazo dentro de las operaciones de un incinerador de residuos las 24 horas.

Los aficionados a la recreación y los visitantes que lleguen a la cima de CopenHill sentirán la novedad de una montaña en un país plano. Los no esquiadores pueden disfrutar del bar de la azotea, el muro de escalada o la meseta de observación más alta de la ciudad. Esto puede ser antes de descender el sendero de 490 m con árboles y senderos para correr dentro de un terreno exuberante y montañoso diseñado por Danish Landscape Architects SLA.

En tanto, el techo verde de 10,000 m2 aborda el desafiante microclima de un parque de 85 m de altura. De esta manera, reconstruye un paisaje biodiverso mientras absorbe el calor, elimina las partículas de aire y minimiza el agua de lluvia en la superficie.

Debajo de las laderas, los hornos, el vapor y las turbinas convierten 440,000 toneladas de desechos anualmente en suficiente energía limpia para suministrar electricidad y calefacción urbana a 150,000 hogares. Las necesidades de la central eléctrica para completar esta tarea, desde los pozos de ventilación hasta las tomas de aire, ayudan a crear la variada topografía de una montaña. El equipo ARC ocupa diez pisos de espacio administrativo, incluido un centro educativo de 600 m2 para visitas académicas, talleres y conferencias de sostenibilidad.

Ficha técnica:

Nombre: CopenHill / Amager Bakke
Arquitectura / Diseño: Bjarke Ingels Group – www.big.dk
Cliente: Amager Ressourcecenter
Colaboradores: Diseño detallado: SLA, Lüchinger + Meyer, MOE, Rambøll, Jesper Kongshaug y BIG Ideas; Competencia: AKT, Topotek 1, Man Made Land, Realidades: Unidas
Gracias a: A.P.Møller Fonden, Lokale og Anlægsfonden, Nordea Fonden, Fonden R98, Københavns Kommune, Frederiksberg Kommune, Tårnby Kommune, Dragør Kommune og Hvidovre Kommune
Ubicación: Copenhague, Dinamarca
Superficie: 41,000 m2
Año: 2019

Fuente: Bjarke Ingels Group – www.big.dk
Imágenes cortesía de: Laurian Ghinitoiu, SLA, Rasmus Hjortshoj, Aldo Amoretti, Dragoer Luftfoto, Soren Aagaard.
Otras Notas

Mirá la revista