29 de Diciembre de 2017.

MAD Architects, dirigido por Ma Yansong, ha completado “Chaoyang Park Plaza”, que incluye el complejo de apartamentos Armani. Situado en el extremo sur del Parque Chaoyang de Pekín, el parque más grande que queda en el distrito central de negocios de Pekín, el complejo de 220.000 metros cuadrados incluye 10 edificios que se despliegan como una pintura clásica de Shanshui a escala urbana. Tiene una posición y función similar a Central Park en Manhattan pero, a diferencia de los modernos edificios en forma de caja que solo crean una separación entre el parque y la ciudad, “Chaoyang Park Plaza” es una expansión de la naturaleza. Es una extensión del parque hacia la ciudad, naturalizando el fuerte perfil artificial del CBD, tomando prestados paisajes de un paisaje lejano, un enfoque clásico de la arquitectura de jardín china, donde la naturaleza y la arquitectura se combinan entre sí.

“En las ciudades modernas, la arquitectura como creación artificial se ve más como un símbolo de capital, poder o desarrollo tecnológico; mientras que la naturaleza existe de forma independiente. Es diferente de las ciudades orientales tradicionales donde la arquitectura y la naturaleza están diseñadas como un todo, creando una atmósfera que sirve para completar las actividades espirituales de uno”, dijo el arquitecto Ma Yansong. “Queremos difuminar el límite entre la naturaleza y lo artificial, y hacer que ambos estén diseñados teniendo en cuenta lo otro. Entonces, el argumento en la lógica moderna de los humanos para proteger o destruir la naturaleza ya no existirá si comprendemos y vemos a los humanos y la naturaleza como coexistentes. El comportamiento humano y la emoción son parte de la naturaleza, y la naturaleza es donde se origina y termina”.

Inspirado en pinturas paisajísticas chinas tradicionales, el diseño remodela la relación de la arquitectura a gran escala dentro de nuestros centros urbanos. Introduce formas y espacios naturales, “montaña, arroyo, arroyo, rocas, valle y bosque”, en la ciudad. Los edificios de oficinas asimétricos de la torre gemela en el lado norte del sitio, se sientan en la base del lago del parque y son como dos picos de montañas que crecen fuera del agua. El atrio transparente y brillante actúa como un “cordón” que une las dos torres mediante una estructura de techo de vidrio que conecta.

Los edificios comerciales de baja altura aparecen como rocas de montaña que han sufrido erosión a largo plazo. Parecen ubicarse aleatoriamente, pero su relación estratégica entre sí forma un jardín urbano aislado pero abierto, que ofrece un lugar donde la gente puede encontrarse dentro de la naturaleza en el medio de la ciudad.

Los dos apartamentos Armani de varios pisos al suroeste continúan con este concepto de “vida al aire libre” con sus balcones escalonados, ofreciendo a cada unidad residencial más oportunidades para exponerse a la luz solar natural, y finalmente sentir una particular cercanía con la naturaleza.

El entorno general está conformado por superficies lisas y curvas de blanco y negro, creando una atmósfera silenciosa y misteriosa. Evoca la emoción y la resonancia estética de una pintura china a tinta tradicional, creando un escape tranquilo del bullicioso entorno urbano circundante. El paisaje que se entreteje entre los edificios incorpora pinos, bambú, rocas y estanques. Todos son elementos del paisaje oriental tradicional que implican una conexión más profunda entre la arquitectura y el espacio clásico. El artista gráfico japonés Kenya Hara dirigió el diseño del sistema de señalización “simple” y “refinado” para el proyecto.

El proyecto ha sido galardonado con la certificación LEED Gold por el Green Building Council de los Estados Unidos. Ya que el ideal de “naturaleza” no solo está incorporado en el concepto de diseño, sino también en la innovación e integración de la tecnología ecológica. Las aletas verticales vistas en la fachada de vidrio exterior enfatizan la suavidad y verticalidad de las torres. También funcionan como el sistema de filtración y ventilación eficiente en energía, que permite el ingreso de aire fresco al interior. En la base de las torres, hay un estanque que, aunque hace que parezca que va hacia el infinito, funciona como un sistema de enfriamiento de aire en verano, disminuyendo la temperatura total del interior.

“Chaoyang Park Plaza” transforma por completo el modelo de construcción que se encuentra en los distritos comerciales centrales de nuestras ciudades. Pero a pesar de que se encuentra en el centro del CDB de Beijing, la intención es que dialogue con la ciudad tradicional y clásica de Pekín. Lo que refleja la interdependencia entre el hombre y la naturaleza, tanto en el urbanismo como en la presentación a gran escala del jardín de Shanshui.

En la pintura de Wang Mingxian, un historiador de la arquitectura yuxtapuso “Chaoyang Park Plaza” en una pintura de paisaje clásica. La arquitectura y el paisaje natural parecían armoniosos juntos, a diferencia de cómo algunos podrían pensar que los edificios no encajan en su contexto urbano. Al comentar sobre este contraste, Ma Yansong dijo: “No creo que ese sea nuestro problema. La verdadera pregunta es cuándo desapareció el contexto cultural original de esta ciudad. Tenemos la oportunidad de intentar crear un tipo diferente de ciudad, que en un nivel espiritual y cultural, se pueda comparar con las ciudades clásicas de la filosofía y la sabiduría orientales”.

Ficha Técnica:

Obra: Chaoyang Park Plaza.
Proyecto y Dirección Técnica: Ma Yansong, Dang Qun, Yosuke Hayano.
Arquitecto: CCDI Group.
Colaboradores: Kin Li, Liu Huiying, Fu Changrui, Zhao Wei, Li Guangchong, entre otros.
Ubicación: Beijing, China.
Superficie:  sobre rasante 128,18 m2, bajo el suelo 94,83 m2.
Año: 2012-2017.

Fuente: MAD Architects www.i-mad.com.
Imágenes cortesía de: Hufton+Crow www.huftonandcrow.com for MAD Architects www.i-mad.com..
Otras Notas

Mirá la revista