08 de Marzo de 2018.

Especialista en imagen y tendencias, desde su instituto Maison Aubele investiga el impacto del color en las personas y los espacios, brindando formación a través de cursos, capacitaciones y asesoramiento. “Los colores no mienten, por eso es tan importante hacer pruebas de colorimetría. Para esto creé la línea COLOR de colorimetría profesional, para trabajar directamente con colores”.

LA VIDA DE TODOS LOS DÍAS

El color es muy poderoso y modifica la forma en que percibimos el mundo. Nos afecta emocionalmente: puede armonizar o generarnos incomodidad, incluso en nuestros espacios. Emite mensajes y puede hacer que nos veamos muy bien o más mustios y decaídos.

VIVIENDAS A COLOR

Para aplicar color dentro de un hogar hay que explorar cómo nos sentimos con cada uno de ellos, y fundamental, saber qué queremos lograr a nivel experiencia y sensaciones en cada espacio. Por ejemplo: si el dormitorio es para descansar, es bueno integrar colores calmos, como el blanco, el celeste lavanda o el verde malva. Puede ser un detalle o varios, no necesariamente un color. En un salón familiar, como puede ser un living, podemos integrar tonos cálidos que transmitan la idea de reunión: madera, amarillo u ocre, no necesariamente puros y no necesariamente en superficies grandes, pueden estar en pequeños elementos como velas o ramos de flores.

ESPACIOS DE TRABAJO

Es fundamental establecer una paleta de colores y no irnos de ella, para que pueda potenciar la idea de atmósfera: tiene un código en sí misma, unifica la idea del espacio.

PERSONALIDAD CROMÁTICA

Lo mejor es crear combinaciones inesperadas pero sin irnos del objetivo sensorial. Todos los colores combinan: podemos innovar al combinar tonos de formas sorpresivas.

CONCEPTO PROPIO

El “estado cromático interior” es un concepto que inventé para aprender a expresarnos en colores: por ejemplo, hoy me siento verde esmeralda. Es una forma de contemplar nuestra sensación interna. Con ese estado cromático interior se complementan las diferentes tonalidades: si estás gris, unos tonos de magenta o flores amarillas te levantan el ánimo. Esto es aplicable tanto a la ropa como al diseño de interiores.

ENSEÑAR A VER

Más que a percibirlo, yo enseño a sacarle el velo al color: que la gente vea en colores, que descubra el mundo que la rodea en colores y en la creatividad que hay en todo lo que hacemos. Todo tiene una decisión de color: desde un plato de comida hasta un edificio.  Me encanta mostrar la profundidad de esto y que podamos utilizar el poder del color para crear bienestar, simplemente eligiendo mejor.

ESTILO PROPIO

Más que de buen gusto, que es un concepto bastante subjetivo, prefiero hablar en términos de estilo propio. Hay espacios que no son muy refinados pero son expresivos, lúdicos y nos hacen sentir regias: todo depende de que lo que queremos lograr. Como la obra de Jonathan Adler: no sé si es buen gusto, pero no importa, ¡es genial en su uso del color!

 

ESENCIALES

Tus tonos preferidos
Blanco, azul cobalto, verde esmeralda y negro.

El mayor poder de los colores
Que te transfieren energía buena sin pedir nada a cambio: son generosos.

Un referente del mundo del color
Diseñadores como Philippe Starck, Charles Eames, Jonathan Adler y Karim Rashid.

Un lugar que te da paz
Atardecer en California sobre el océano: la luz es rosada, me transporta.

Una lección inolvidable
No hay reglas en la combinación del color, solo atmósferas diferentes al dejarlos convivir.

 

Fuente: Revista Estilo Propio – Palabra de Autor www.revistaestilopropio.com.
Imágenes cortesía de: Maison Aubele www.maisonaubele.com.
Otras Notas

Mirá la revista