07 de Marzo de 2018.

Obsesionados con el destino, nos olvidamos de disfrutar del viaje. La infancia es un momento demasiado fugaz como para no aprovechar con intensidad cada momento. Vivimos en un mundo donde la espera y la ilusión se ha perdido. La tecnología nos ahorra tiempo pero, en vez de usarlo para estar tranquilos en familia, lo llenamos con horarios imposibles.

El espacio que realizó Blanca Hevia para Decorazione Interiorismo en Casa Decor Madrid 2018 es un reclamo a la vida tranquila, la lectura, la música. Reclamo a poder hacer de la rutina un juego, dando importancia al tiempo aparentemente “perdido”, donde disfrutar de un baño será un momento inolvidable en la vida de los pequeños.

Este espacio recrea un ambiente donde nuestros niños puedan soñar, llevar su mente a un lugar que les permita hacer volar su imaginación inventando cuentos o viviendo la hora del baño como un momento de relax, juego e imaginación. Un pequeño loft para descansar, soñar y crear.

Fuente: Casa Decor Madrid 2018 www.casadecor.es/madrid-2018.
Imágenes cortesía de: Casa Decor Madrid 2018 www.casadecor.es/madrid-2018.
Otras Notas

Mirá la revista