24 de junio de 2019

 

Una galería submarina no solo contiene buceadores hechizados. El océano deja huellas peculiares e impresionantes en las imágenes. Las semanas y los meses bajo el agua legan los trabajos de Andreas Franke con una pátina especial y única que los embellece y deja un extraño toque de impermanencia. El mar viste los cuadros con trajes extraños. Sal, algas y microorganismos de abajo se juntan para adornar las imágenes del mundo superior con la firma del océano. Eventualmente, las bellezas misteriosas y extrañamente ennoblecidas emergen para ser vistas en tierra.

La exposición Plastic Ocean se mostrará bajo el agua hasta el 25 de agosto a bordo del naufragio del USS General Hoyt S. Vandenberg en la costa de Key West, Florida. El 25 de mayo se abrió esta galería para el público.

La idea de Plastic Ocean es llamar la atención de la gente sobre la contaminación y la problemática del plástico. Muchos no le dan importancia a las imágenes impactantes en donde se observan a animales, por lo que para esta ocasión el fotógrafo y artista Andreas Franke usa a personas para representar el problema de la basura plástica en el agua.

“El equivalente a un camión cargado de plástico entra al océano cada minuto. En los últimos 50 años, la producción mundial de plástico se ha duplicado y se espera que se duplique nuevamente en las próximas dos décadas. Las imágenes dramáticas de tortugas marinas estranguladas por cuerdas de plástico o estómagos de tiburones llenos de bolsas de plástico están colgadas en las carteleras. Estamos destruyendo nuestros océanos y las criaturas que viven en ellos. Y estoy convencido de que todos deben hacer su parte para salvarlos. Si no lo hacemos, no solo los destruiremos, sino también a nosotros mismos al final”, afirma el artista Andreas Franke.

Para dar un mayor impacto a todo el proyecto, se mostrarán las obras de arte donde el problema plástico es más agudo: en el mar. Más precisamente, como una exposición submarina en el naufragio del USS Vandenberg frente a la costa de Key West, Florida, desde el 24 de mayo hasta agosto de 2019, donde cualquier persona que quiera sumergirse en el agua podrá verlos. Una vez que las imágenes se retiren del océano y se sequen, se exhibirán en tierra, con la pátina única desarrollada durante sus meses bajo el mar, para que los no buceadores puedan vislumbrar la belleza del océano y las criaturas que viven en él, con la esperanza de que se inspiren para ayudar

“Todo el mundo dice: ‘No puedo resolver un problema tan grande solo’, pero estoy convencido de que podemos hacerlo. Cada uno de nosotros puede contribuir a su manera. Al igual que las empresas y los gobiernos. ¿Es realmente necesario todo este plástico? ¿Cuáles podrían ser las alternativas? ¡Tenemos que dejar de usar nuestros océanos como vertederos de basura, y todos debemos trabajar juntos para preservar la belleza del Planeta Tierra para nuestro bien común y tratar de hacer nuestras vidas libres de plástico!”,  finalizó Franke.

Fuente: Plastic Ocean – www.plasticocean.gallery
Imágenes cortesía de: Plastic Ocean – www.plasticocean.gallery
Otras Notas

Mirá la revista