03 de julio de 2018

 

El discurso sobre el albinismo generalmente se evita como tabú en el contexto sudafricano. Cuando se discute, generalmente se ve como negativo o como una “rareza” buscada en las tendencias de la moda y el arte. Justin Dingwall, fotógrafo y creador de la serie Albus, busca una perspectiva íntima para poner de relieve los mitos que rodean el albinismo.

Esta serie se convirtió en una exploración de la estética del albinismo en contraste con las percepciones idealizadas de la belleza. Comenzó como un interés por capturar algo que no se percibía convencionalmente como “belleza”. Dingwall comenzó este proyecto con los retratos etéreos de Thando Hopa, una modelo y abogada que está usando su visibilidad para abordar las percepciones negativas que rodean al albinismo. El nuevo trabajo inspirador de Dingwall presenta a Sanele Xaba, un joven modelo con albinismo, y utiliza elementos específicos para poner de relieve el significado simbólico de cada obra.

La intención de Dingwall es que las imágenes se conviertan en una celebración de la belleza en la diferencia. “No se trata de raza o moda, sino de percepción y de lo subjetivamente percibido como bello. Quería crear una serie de imágenes que resuenan con la humanidad y hacer que la gente cuestione lo que es bello “.

El interés de Dingwall reside en lo único y lo diferente. “Para mí, la diversidad es lo que hace a la humanidad interesante y bella”.

Dingwall ha enfocado ciertos elementos en su trabajo. Estos símbolos han inspirado sus percepciones como artista, y son significativos en su intención de afectar la perspectiva de los espectadores.

Los símbolos de la luz y la oscuridad son un reflejo de su medio. El artista utiliza la naturaleza característica de la fotografía para capturar un marco de referencia único. Dingwall pinta con luz de tal manera que representa la revelación de lo invisible. La luz representa la verdad, y se contrasta con el elemento de la oscuridad para enfatizar el estado mental no iluminado de conceptos erróneos previos.

El agua es otro elemento que el fotógrafo usa para reflejar las percepciones de la sociedad. El agua sugiere la autorreflexión y, a menudo, se usa en la literatura como símbolo de cambio.

La serpiente que Dingwall usó en sus trabajos más nuevos connota transformación, como en el desprendimiento de la piel vieja para dar paso a lo nuevo y también, como en el discurso médico, para representar la curación.

Como en el título de una de sus obras “In with the new”, Dingwall reinterpreta el antiguo dicho inglés como “fuera de las viejas ideologías y con una nueva perspectiva”.

 

Fuente: Justin Dingwall – www.justindingwall.com
Imágenes cortesía de: Justin Dingwall
Otras Notas

Mirá la revista