29 de junio de 2018

 

Recientemente quedó inaugurada la nueva torre en el corazón del distrito financiero de Manhattan, 3 World Trade Center. Es el primer proyecto construido de Rogers Stirk Harbour + Partners (RSHP) en Nueva York. La torre se encuentra en 175 Greenwich Street, frente al WTC Memorial and Cultural Center en el centro de Manhattan. La torre de RSHP es el tercer edificio que se completa en el sitio del Master Plan del World Trade Center (WTC) desarrollado por Silverstein Properties.

3 World Trade Center es un edificio comercial de 80 pisos, con una altura de 329 metros (1079 pies) y contiene 2,5 millones de pies cuadrados de espacio rentable sobre el suelo, cinco pisos de venta minorista, incluso a nivel del suelo y enlaces directos al nuevo centro de transporte del World Trade Center. La torre se conecta con las explanadas peatonales subterráneas que conducen directamente a 11 líneas de metro y los trenes PATH. El edificio incorpora 44 elevadores de pasajeros que sirven a la parte principal de la torre, más cinco ascensores de carga.

La fachada consiste en una pared de acero inoxidable y cortina de vidrio con acabado lino, con paneles de vidrio recocido con una capa intermedia laminada y revestimiento para reflejar el paisaje circundante. En la elevación orientada al oeste, esta fachada experimenta el sol poniente de la tarde donde hay una interacción fantástica de luz y sombra del revestimiento de acero inoxidable, además de reflejar el brillo naranja del sol. Por lo tanto, el estado de ánimo del edificio cambia de aspecto con un cambio en la coloración de la fachada a lo largo del día. El diseño de los refuerzos exteriores no solo proporciona la estabilidad del edificio, sino que también permite a los inquilinos de 3 World Trade Center la flexibilidad para crear espacios de trabajo con rincones libres que se adapten a las necesidades particulares de las empresas modernas.

La parte inferior del edificio, el “edificio del podio”, contiene el elemento minorista de la torre y las plantas de negociación. Las fachadas activas ‘en vivo’, a nivel de la calle, permiten el movimiento fluido de los compradores. Hay dos niveles de venta minorista a nivel del suelo y tres niveles de venta minorista por encima de la planta baja, servidos por dos ascensores y cuatro escaleras.

Hay una terraza ajardinada de 511 m2 en el piso 17 y otros dos espacios de jardín más pequeños en los pisos 60 y 76, que serán los más altos de Manhattan y dan al parque Memorial con vistas de toda el área inferior de Manhattan. Las terrazas brindan oportunidades para que los inquilinos se encuentren y fomentan un sentido de comunidad y bienestar dentro del edificio.

Si hablamos de sustentabilidad, el edificio cuenta con iluminación LED utilizada en los vestíbulos para ahorrar energía y los controles de iluminación perimetral permiten utilizar el 68% de la luz del día, ya que reacciona a la luz del día actual y reduce la producción de energía. Estos se incorporan para reducir los costos en comparación con los edificios de oficinas típicos de Manhattan. El edificio ha sido galardonado con el Certificado de Oro para el Liderazgo en Energía y Diseño Ambiental del Consejo de Edificios Verdes de EE. UU.

Los responsables del proyecto Richard Rogers y su socio Richard Paul cuentan con una vasta trayectoria. El primero fue galardonado con el Premio de Arquitectura Pritzker 2007, ganó la Medalla de Oro RIBA en 1985 y la Medalla de la Fundación Memorial de Thomas Jefferson en 1999. Mientras que Paul, tiene una amplia gama de experiencia internacional y ha administrado grandes equipos de arquitectos en importantes proyectos en todo el mundo: China, Abu Dhabi y Estados Unidos.

Richard Rogers, socio fundador de RSHP dijo: “Ha sido un gran privilegio diseñar uno de los nuevos edificios en este sitio clave de Nueva York. Estamos particularmente encantados de que hayamos trabajado en el corazón de esta vibrante ciudad. Este fue un proyecto complejo y desafiante, pero que ha contribuido a la revitalización de la ciudad de Nueva York y que ayudará a inspirar una nueva esperanza para el futuro de la ciudad”.

Mientras que Richard Paul, socio y líder del proyecto agregó: “Tower 3 en el corazón del World Trade Center es una ubicación excepcional dentro del tejido urbano del bajo Manhattan. Da un paso significativo hacia un nuevo sentido del lugar en el World Trade Center de Nueva York. El nuevo lugar de trabajo traerá vitalidad al área y al extenso ámbito público, un nuevo sentido de integración urbana”.

Fuente: Rogers Stirk Harbour + Partners – www.rsh-p.com
Imágenes cortesía de: Luca D’Amico, Joe Woolhead, Team Macarie.

Otras Notas

Mirá la revista