14 de octubre de 2016

Algo más que deporte

Situado en una zona residencial a lo largo del Corredor Verde Dasha, que se extiende desde el parque de montaña de Nanshan hasta el de Yangtai, el Xili Sports and Cultural Centre, Shenzhen, que pronto será realizado, es un centro de experiencia para el deporte, el bienestar, el ocio y la cultura en busca de lograr profundas conexiones entre la naturaleza, el deporte y la cultura, por lo que alcanza los intereses de diferentes edades y grupos.

Shenzhen es la región urbana de más rápido desarrollo en China, transformándose de la producción a una economía más basada en el conocimiento. Estos nuevos centros deportivos encajan en estos desarrollos, centrándose en una mejor calidad de vida. El auge de la ciudad como una potencia económica ha dado lugar a la alta densidad de uso, con canchas deportivas del tamaño de verdaderos estadios. En la actualidad existe una necesidad de un enfoque más centrado en el hombre, el reto consistía en ir de lo grande a la compresión a través del entendimiento del urbanismo.

De una necesidad a un proyecto

El diseño de MVRDV para la densificación y el desarrollo de un centro deportivo y cultural, responde a la creciente demanda de instalaciones deportivas, con la intención de introducir un modelo más divertido, humano, social y sustentable, que se aparta de las arenas deportivas olímpicas populares. El ejercicio es todavía la principal función, pero la interacción dentro de los espacios singulares da paso a las zonas más abiertas, donde se pueden dar diferentes deportes y actividades sociales. El centro urbano es una interfaz que permite un uso flexible durante distintos intervalos de tiempo, cruzar fronteras entre el deporte y la cultura, mientras se fortalece la comunidad fomentando a los habitantes y visitantes a interactuar en estos espacios multifuncionales.

“Quisimos combinar un estadio deportivo a gran escala con un aspecto social que conecta con la comunidad. Esto se logró mediante la organización de diferentes volúmenes en el sitio alrededor de un nuevo puente en diagonal (verde) que une la estación de metro Chaguang en el sur, con las montañas Tanglan en el norte, haciendo de este centro un escenario para diferentes usuarios, la naturaleza, el deporte y la cultura” dice el socio fundador de MVRDV, Jacob van Rijs.

Xili por dentro

El centro de 105,000 m2 consiste en un teatro/anfiteatro de 20.000m2, un estadio de baloncesto-badminton de 15.000m2, una cancha multifuncional de 10,000m2 y una piscina de 6,000m2; presentando un espacio público dinámico con múltiples capas. Durante el día, en las tardes o los fines de semana, diferentes grupos de personas con diferentes necesidades pueden también servir como una guía para la programación de los espacios colectivos. Una pista de carreras elevada es el elemento principal del complejo ya que se conecta, entra y sale de todos los volúmenes. También invita a la gente a ir a una emocionante carrera alrededor del complejo, relajarse y socializar tanto dentro como fuera.

El equipo de MVRDV trabajó con los arquitectos de Zhubo Arquitectura que son reconocidos por sus trabajos influyentes en Shenzhen y en toda China, junto con la adopción de un enfoque humanista en el sentido del proceso de diseño y construcción en la salud, el bienestar y la forma física.
El Centro Cultural y de Deportes Xili, será el primer proyecto en construcción de MVRDV  en Shenzhen, que comenzará en 2017.

Fuente: MVRDV – www.mvrdv.com
Imágenes: MVRDV – www.mvrdv.com
Otras Notas

Mirá la revista