Innovar en arquitectura o construcción con materiales y procesos inéditos es sorpresa asegurada. El verdadero desafío es generar una arquitectura diferente con materiales de mercado: de eso se trata la casa diseñada por el equipo de Aguirre + VázquezArquitectos en Yerba Buena. “La idea se fundamentó en la búsqueda de generar una vivienda de características singulares mediante la utilización de materiales tradicionales utilizados de un modo creativo”, explicaron.

IMG_9001aaaaaa

“La casa se materializó a partir de la utilización de un material tradicional como el ladrillo macizo, que se utilizó de diferentes maneras para lograr un lenguaje moderno y un carácter particular”, explicaron los arquitectos.

Entramados visuales

Si bien el ladrillo a la vista puede asociarse con una impronta rústica, la confección de diferentes patrones en los distintos muros de la casa exhibe un carácter moderno, descontracturado, intrigante. “Para las mamposterías se utilizó una combinación de ladrillos macizos y ladrillos vistos generando muros dobles con cámaras de aire que mejoran el comportamiento térmico de la vivienda y optimizan la utilización de los equipos de climatización”, contó JAVIER VÁZQUEZ.

Las bases, columnas y losas fueron resueltas con hormigón, en tanto algunas de las zonas de la galería exhiben columnas metálicas. Los pisos de los ambientes interiores fueron revestidos con porcelanatos, mientras que en los espacios exteriores se utilizó hormigón impreso.

El tono oscuro del cedro de la puerta principal da profundidad y carácter al gris claro del hormigón a la vista.

El cerro detrás de la ventana

El proyecto fue diseñado para una familia con dos niños: los dueños buscaban una separación cómoda entre los diferentes espacios, además de integrar la naturaleza a través de aberturas generosas. Los 310 m2fueron pensados a partir de un eje principal de circulación, a partir de cual se organizan los espacios de servicio, los sectores privados y las áreas sociales.

La construcción en dos plantas permitió generar distintos planos de visualización hacia el cerro vecino. Para las carpinterías se utilizó PVC con sistema de doble vidriado hermético para cerramientos exteriores y carpinterías de madera para los interiores. El diseño interior y la ambientación de la casa estuvo a cargo de los propietarios.

El proyecto de Aguirre + Vázquez Arquitectos resultó en una casa joven, fresca y distinta. Los materiales rústicos y convencionales forman una composición única, capaz de adaptarse al espíritu de cada temporada no sólo por su equipamiento sino también por su fibra emocional.

Ph. Paula Carlino   www.aguirrevazquez.com

Otras Notas

Mirá la revista