Inauguró en Hong Kong el nicho de los hoteles boutique: su diseño inesperado y sus servicios de alta gama lo posicionaron en el top 5 elegido por turistas de todo el mundo. La experiencia puertas adentro, un mundo de fantasía.

Imágenes cortesía de J Plus Hotel by YOO www.jplushongkong.com

 

Desde YOO lo definen como una “hogar lejos del hogar”, aunque el diseño interior diste bastante del contexto doméstico. Como buena parte de las creaciones de PHILIPPE STARCK, el interior es un espacio que transporta y sorprende. Originalmente inaugurado en 2004, en su décimo aniversario reeditó su propuesta estética los espacios comunes de sus 25 pisos y dentro de las  56 habitaciones (estudios y suites).

Imágenes cortesía de J Plus Hotel by YOO www.jplushongkong.com

Diseño apelativo

Imposible quedarse indiferente ante la cantidad de estímulos que genera el hotel: no sólo porque el color, el brillo y la textura buscan la vista incluso del más distraído sino especialmente porque provoca. “Rechazamos todas las cosas convencionales. El diseño original realza la vida. Es nuestro mantra para todo hotel que creamos, administramos y diseñamos”, sostiene MATHEW DALBY, Director de Diseño de YOO Studio.

Imágenes cortesía de J Plus Hotel by YOO www.jplushongkong.com

 

La fachada fue intervenida según los mandamientos del street art: por un lado, a través de una textura escenográfica, que imita columnas, volutas y mochetas con inspiración grecoromana. La tradición arquitectónica es actualizada a través del graffiti y el neón azul, que resalta el nombre del hotel. En otra de sus entradas, como espiando detrás de una cortina se asoma el rostro gigante de una mujer del renacimiento, pintado a modo de retrato por el estudio británico Graffiti4hire en una metáfora que habla de esta nueva etapa del hotel.

Imágenes cortesía de J Plus Hotel by YOO www.jplushongkong.com

Museo kitsch

En una composición que fusiona símbolos del mundo oriental (kanjis, dragones, bamboos), piezas de diseño del siglo XIX y XX y mobiliario en mármol de carrara con acrílicos de colores furiosos, el huésped protagonista de un cuento narrado por una soprano sobre una base pop. “El diseño de vanguardia reflejan el ADN de YOO: desde el mobiliario importado de Europa, como el asiento lúdico en forma de mano o la silla carretilla, hasta las alfombras intervenidas con colores”, cuentan desde el hotel. En el lobby también se destacan los típicos gestos del diseño de STRACK: un sofá de estilo francés diseñado tapizado con géneros surrealistas, fabricado a medida por la firma Timorous Beasties; la butaca negra Babette de la marca italiana Fratelli Boffi o el trío de cuadros clásicos con marco dorado de Mineheart intervenidos por el artista visual CHAD WYS.

Imágenes cortesía de J Plus Hotel by YOO www.jplushongkong.com

 

Los dormitorios continúan la estética planteada en el exterior y la recepción del hotel de manera cromática: el azul, el amarillo, el fucsia y el naranja son algunos de los colores que priman en las habitaciones temáticas, pequeños lofts con cocina integrada. Entre los exclusivos servicios del hotel se destacan a conserjería 24/7, las muestras de arte pop-up y la terraza con un espacio para eventos privados de 65 m2. La lectura sobre Hong Kong se recrea en el hotel con la inconfundible mirada de YOO: potenciando el destino a través de la estadía.

Premios y menciones al hotel

“Hall of the Fame” por TripAdvisor (2015)
“Top 10 Boutique Hotel” por Smart Travel Asia (2014-2015)
“Certificate of Excellence” por TripAdvisor (2011-2015)
“World Luxury Hotel Award Country Winners” por Luxury Design Hotel (2014)
“En una ciudad que es sinónimo de cambio, esta dirección icónica es redefinida y refrescada por el futuro”, sostiene MATHEW DALBY, Director de diseño de YOO Studio.

Imágenes cortesía de J Plus Hotel by YOO www.jplushongkong.com

FICHA TÉCNICA

Hotel: J Plus Hotel by YOO
Diseñadores: Philippe Starck, Mark Davison, Gustav Szabo
Ubicación: Hong Kong (China)
Año: 2004 (apertura) – 2014 (rediseño)
Fotografía: Adrian Gaut
Web: www.jplushongkong.com

Otras Notas

Mirá la revista