A fines de 2014, DENISE y MARIA USPENSKIE, dueñas de la compañía de muebles Dizaap y amigas de SERGEY MAKHNO, buscaban un nuevo espacio para sus oficinas. Fue él quien halló el lugar perfecto: “Teníamos múltiple objetivos y un solo lienzo de 141 m2 para la mano de un artista. Era necesario crear una oficina, un uso totalmente efectivo del espacio para un gran equipo creativo, pero lo más importante era demostrar allí la filosofía, la individualidad y el alma de nuestra compañía”, contaron las clientas. Con espíritu de un loft, funcionalidad de showroom y comodidad de oficina, SERGEY logró el hábitat ideal para los muebles de Dizaap.

La oficina de los sueños

En esa búsqueda, MAKHNO y sus colaboradores decidieron dejar las paredes de hormigón con su terminación rústica, tal como las encontraron. Por otro lado, aplicaron cemento alisado en pisos, dejaron cableado a la vista en el cielorraso y completaron la escena con madera natural, hierro y piedra. Se logró así la simplicidad y el minimalismo que se pretendía en un loft que actúa como proyecto artístico.

Segundo hogar

Además de dirigir el proyecto de diseño, MAKHNO tuvo un visible protagonismo en distintos espacios del showroom: tanto en el área de la recepción como sobre uno de los escritorios cuelgan algunas de sus pinturas. El gris del cemento que domina los distintos ambientes es contrastado con tonos rústicos y apagados en algunos casos, primarios y brillantes en otros.

Los distintos espacios del showroom fueron planteados como el interior de una casa real, interrumpiendo los metros cuadrados con una enorme variedad de mobiliario. Allí conviven, por ejemplo, las sillas Elephant, las apilables Plana y las de polipropileno Pulp -tres diseños de Kristalia- con El sofá Togo, de Ligne Roset, las mecedoras de Kartell, el enorme sofá Divanidea y la curiosa silla Sinusoid, diseño del estudio.

El espacio de trabajo y las áreas comunes están enmarcados por grandes estantes para libros, que también albergan esculturas de DMITRI GREK y SERGEY MAKHNO. En la pared que corre perpendicular a la estantería se colocó una pintura de VLADIMIR ZADIRAKA y la obra Rhinoceros de Studburo. Una serie de elementos heterogéneos termina de generar la unidad del espacio: dos paneles de London Art, dos espejos gigantes de B&B y Fendi, un par de sillones Contempo y dos mesas de diseño de Porada y Kristalia. “El hombre necesita ser un todo, integrado con el equipo. Así es como nos sentimos mejor unos con otros”, define MAKHNO. Y nos regala una frase para tener en cuenta: “Es precisamente el interior el que hace nuestra vida más amplia y brillante”.

“El tiempo de los techos suspendidos y los pisos laminados ha terminado. Hay un retorno a la simplicidad, el minimalismo y la no conformidad. Como resultado, la oficina Dizzap se ha convertido en un verdadero loft artístico”, cuenta el director del estudio. El olor a madera de fresno, a naranjas recién exprimidas y a muebles sin estrenar invita a imaginar cómo podría ser nuestro próximo hogar.

Imágenes cortesía de Andrej Bezuglov www.mahno.com.ua

FICHA TÉCNICA
Estudio: Mahno
Proyecto: Oficinas
Ubicación: Kiev (Ucrania)
Superficie: 141 m2
Año: 2015

Otras Notas

Mirá la revista