07 de febrero de 2017

“Giles Miller es un compositor de materiales”: con esta definición da la bienvenida a su mundo uno de los estudios más celebrados de Europa.

La madera, el cartón, el metal y la cerámica son algunos de los materiales que revelan virtudes inéditas para crear una superficie en la que se expresa la identidad de una marca, espacio o proyecto.

El último proyecto del estudio, Perspectives, fue realizado en el bosque Winterfold de Surrey, Inglaterra: se trata de un mirador de estructura de hierro revestido con tejas de cedro sobre las que se grabaron frases escritas por transeúntes en espacios públicos, árboles y bancos.

Superficies por el mundo

Entre los proyectos más destacados del estudio se encuentra una tienda pop up de Stella McCartney en las Galerías Lafyette de París, para la cual desarrolló letras de cartón gigantes y cubos exhibidores con revestimientos en dorado.

Los cantos del  material forman una suerte de damero, cruzando de manera simétrica sus tramas, que a la distancia simulan una terminación elegante y sofisticada.

También en cartón, pero con un formato 3D, el equipo de Giles Miller Studio diseñó para el Met Bar del The Metropolitan Hotel de Londres una serie de bailarinas sobresaliendo de la pared, pieza en las que se aprecia la flexibilidad de un material aparentemente efímero.

Para el espacio de la marca de lencería Damaris & Mimi Holliday en Harrods, diseñó percheros con la superficie Cemile en forma de corazones, una fusión de cobre y acero inoxidable perforado.

Por otro lado, para el área VIP del Dubai Mall Shoe District, desarrolló un mural a medida con azulejos que componen formas de flores en relieve.

También dentro de un centro comercial, el Yas Mall de Abu Dhabi, creó para Tyrano una instalación con piezas triangulares de distintos colores.

Arquitecturas entramadas

Durante el Festival de Diseño de Londres en 2013, los visitantes del Victoria & Albert Museum se encontraban con el escritorio de recepción Louvres, cuya superficie facetada en forma de cúpula se daba la impresión de ser una obra de arte en sí misma.

Giles Miller Studio también es convocado para desarrollar y aplicar superficies en muros interiores: tal fue el caso del Hotel Sheraton de Edimburgo, para el que revistó una pared con cerámicas hexagonales que cubren 11 metros de largo. El mural hace referencia a las Scottish Highlands con cinco siluetas de ciervo. El equipo de diseño también intervino el lobby del hotel Kempinski en Dubai con una instalación de 9 metros de alto, compuesta por miles de cajas de bronce suspendidas en el atrio: “Drift explora el uso de elementos que crean un efecto visual bello a través de la textura, la luz y la sombra”, explican. El juego tridimensional está dado por el patrón que generan las cajas a través de su profundidad y reflejos.

La diferencia entre una pared pintada de blanco y una revestida con texturas no es sólo de apariencia, sino también de identidad: los diseños de Giles Miller Studio buscan apelar al habitante, visitante y transeúnte, despertar sus sentidos a través de la forma y el color y estimular su imaginación con reflejos, luces y sombras.

Fuente: Giles Miller – www.gilesmiller.com
Imágenes cortesía de: Gilles Miller – www.gilesmiller.com

 

Otras Notas

Mirá la revista