16 de enero de 2017

‘House of Rolf’ es una transformación ambiciosa de una cochera de finales del siglo XIX en una espectacular casa y espacio de trabajo.

Lo que es realmente único en este proyecto es que todos los materiales utilizados para llevar a cabo esta transformación surgieron de un edificio de oficinas demolido que estaba situado junto a la cochera. El cuidado y la meticulosa manera en que estos materiales fueron reaplicados pueden ser vistos en el resultado final. ‘Casa de Rolf’ es la prueba de que los residuos se pueden convertir en algo hermoso.

House of Rolf from rolf bruggink on Vimeo.

Con materiales totalmente reciclados

El antiguo garage que forma la estructura de ‘Casa de Rolf’ fue construido originalmente en 1895 en el jardín trasero de la casa de un aristócrata situada en Maliebaan en Utrecht, Países Bajos. En 1955 un cobertizo de madera fue construido entre las residencias de el Maliebaan y el garage.

Aunque inicialmente se pensó como una estructura temporal, el edificio duró 57 años. En 2008, cuando los imponentes edificios de oficinas en el Maliebaan se convirtieron en casas privadas, este edificio de oficinas de madera de un piso permaneció, abandonado y sin uso. En 2011 Rolf Bruggink adquirió este edificio, la cochera y el terreno circundante con la intención de demoler el antiguo edificio. El proceso de demolición fue el detonante para que Bruggink utilizara materiales recuperados para construir una nueva estructura escultural y funcional dentro de la estructura de la cochera.

Espacio interior

El diseño espacial de la «Casa de Rolf», la antigua cochera y el objeto escultórico y funcional que contiene, fue llevado a cabo por Rolf Bruggink en consulta con su novia Yffi van den Berg. La propia cochera es una construcción rectangular de ladrillo de 15 por 7 metros y 5,5 metros de altura. Cinco arcos llevan el techo, que divide el espacio en 6 áreas iguales.

El diseño del espacio se basa en una estructura simple con la casa dividida en 3 zonas, cada una consistente en 2 áreas. La primera zona se deja completamente vacía para que la cochera original pueda ser plenamente utilizada.

La zona media contiene una estructura que está completamente desvinculada de la estructura del garage de modo que el usuario puede mirar fácilmente más allá de él de la primera zona. Esta segunda sección del espacio alberga la cocina, dormitorio, lavadero, ducha, baño y oficina.

Al colocar esta estructura escultórica en el centro de la casa se crea una división delantera, central y trasera. Este objeto funcional divide, así como simultáneamente conecta al espacio.

En la tercera zona, se ubica una segunda estructura que junto con la estructura de la zona media, forman el espacio estructural de la Casa de Rolf. Esta segunda estructura difiere de la primera, en la forma en que está unida a la estructura de la cochera, fusionándose con ella.

Esta zona trasera contiene espacios de vida más íntimos. Una nueva ventana panorámica de gran formato ha sido ubicada en la pared trasera de la cochera permitiendo que la luz inunde el espacio. Esta es la única intervención realizada en el edificio original.

Diseño integrado

En la planta baja, el espacio privado alberga una cocina, lavadero y espacio de trabajo. La primera planta contiene un cuarto de ducha, dormitorio, walk-in closet y una oficina con baño. Todas las habitaciones en el primer piso son accesibles desde un pasillo elevado que está conectado a una de las paredes de la cochera. En la planta baja la estructura se encuentra completamente libre de la estructura de la cochera para que el usuario pueda caminar alrededor de ella sin impedimentos.

La construcción

Después de haber determinado el principio del diseño espacial de “Casa de Rolf”, Rolf Bruggink invitó a Niek Wagemans a ayudar a diseñar el proyecto con más detalle con los materiales del antiguo bloque de oficinas como único material de construcción.

This is Rolf from Stijnstijl on Vimeo.

No hay dibujos técnicos detallados de la construcción, sólo un modelo a escala en el que se presenta el diseño espacial. Utilizando este modelo como punto de partida, Rolf y Nick comenzaron la construcción desarrollando el diseño durante el proceso de construcción. El objetivo del proyecto era utilizar todos los materiales del edificio de oficinas, sin desperdiciar nada. Para lograr este objetivo, las habilidades de Niek Wagemans como diseñador fueron particularmente útiles.

La experiencia de Wagemans consiste en diseñar y construir estructuras arquitectónicas y piezas de mobiliario utilizando materiales de segunda mano. Encuentra formas ingeniosas de reutilizar materiales que están listos para la mano para crear nuevos objetos funcionales. En esta fase inicial, el edificio de oficinas todavía no había sido demolido. Poco después de esta parte del trabajo, sin embargo, el edificio tuvo que ser desmantelado con el fin de liberar los materiales necesarios para continuar la construcción. Las vastas cantidades de materiales que esto generó, llevaron a la gran tarea de seleccionar qué materiales se asignarían a cada sección específica del diseño. El objetivo inicial de aprovechar todos los materiales originados en el edificio de oficinas llevó a la construcción de formas arquitectónicas únicas en su rica y diversa aplicación de materiales.

Mobiliario

Todos los muebles de la casa de Rolf fueron diseñados por renombrados diseñadores holandeses o fueron creados a partir de materiales reutilizados. La ‘Rocking Chair’ de Dirk van der Kooij es producida a partir de fundas de CD viejas. La mesa de comedor se construye, capa por capa de materiales sobrantes del edificio de oficinas y por lo tanto forma un microcosmos de muestras de todos los materiales que están presentes en ‘Casa de Rolf’.

Ficha técnica:

Nombre del proyecto: House of Rolf
Dirección técnica: Rolf Bruggink en colaboración con Niek Wagemans
Ubicación: 1e korte Baanstraat 7, Utrecht, Países Bajos.
Superficie: 230 m2
Año: 2016

Fuente: Studio Rolf – rolf.fr
Imágenes cortesía de: Christel Derksen – www.christelderksen.nl & Rolf Bruggink – rolf.fr
Otras Notas

Mirá la revista