30 de diciembre de 2016

 

QL House: equilibrio, integración, diálogo

QL House se encuentra en una de las zonas más exclusivas del Algarve, en la costa sur de Portugal, una presencia singular en un barrio esencialmente residencial.

Desde donde se erigió es posible ver un entorno cautivador: campos de golf, residencias, el estuario y, dominando el fondo, el Océano Atlántico.

El proyecto QL House fue un ejercicio de equilibrio entre espacios e integración paisajística. La articulación de dos espacios superpuestos y perpendiculares generó no sólo una particular dinámica espacial, sino también diferentes relaciones visuales entre lleno y vacío, luz y oscuridad – causada por la dinámica de las sombras – entre áreas privadas, áreas semi-privadas y la visión del paisaje circundante.

Dos pisos y un sótano encapsulan un programa funcional preciso: jardín, piscina, sala de sol, salón y comedor, baños, una cocina normal y una cocina de verano, cuatro dormitorios, una oficina y espacio para una sala de juegos.

La circulación se realiza a través de una escalera continua a lo largo del jardín interior, que ilumina todos los espacios interiores de esta casa. Este jardín nuclear estructura la interacción directa entre todo el interior y el exterior, regalando todos los espacios de la Casa QL con el lujo de la iluminación natural.

Los espacios fueron diseñados para crear relaciones constantes y singulares entre los espacios interiores y exteriores, en un diálogo permanente y multifacético.

Las habitaciones, en el primer piso, se enfrentan al verde paisaje circundante, y se busca aprovechar la terraza en el techo de la sala de estar y cocina de verano con el fin de crear áreas de contemplación en la planta superior.

El espacio ocupado por las habitaciones se extiende en ambas direcciones más allá de los límites del primer piso, flotando sobre el espacio vacío, en un equilibrio sereno y tranquilo.

Por un lado, un balcón equilibrado saluda la entrada principal de la casa, en el otro, una pérgola proporciona sombra para el salón por la piscina y sala de estar, haciendo que veranos particularmente calurosos sean más agradables.

La entrada principal de la casa es a través de una puerta de dimensiones inusuales, en línea con la imponente escala – una de las características singulares de esta pieza arquitectónica.

Los muros de hormigón blanco formalizan los espacios de la Casa QL, en un mimetismo cromático de los edificios de esta región de Portugal – diseñado con un clima particularmente caliente en mente.

El revestimiento de corcho natural, un material tradicional portugués, se articula en la conexión entre el espacio y la tierra. Los dormitorios, por otro lado, disponen de listones y persianas metálicas motorizadas en sus aberturas laterales, que filtran la luz sin que sea imposible contemplar el paisaje circundante. Seguramente uno de los detalles más importantes de la Casa QL.

El proyecto se estructuró principalmente con el objetivo de valorar la relación entre espacios interiores y exteriores, la creación de complicidades entre el usuario y el paisaje, y el primero con el espacio creado. Una vez construida, QL House superó las expectativas.

Ficha Técnica

Nombre del proyecto: QL HOUSE
Dirección técnica:  Visioarq – Architects – www.visioarq.pt
Ubicación: Algarve, Portugal
Año:2016
Superficie: 1240 m2

Fuente: Visioarq – Architects – www.visioarq.pt
Fotografia: Fernando Guerra – www.fernandoguerra.com

 

 

Otras Notas

Mirá la revista