El arquitecto Daniel Libeskind ha revelado sus planes para el Museo del Kurdistán en Iraq. Con esta obra, Studio Libeskind busca crear “el primer centro en la región del Kurdistán que albergue la historia y la cultura del pueblo kurdo”. Este Museo es un proyecto conjunto entre Daniel Libeskind, el Gobierno Regional del Kurdistán (GRK) y el representante del cliente RWF World.

Studio Libeskind ha presentado el diseño del edificio  en la conferencia de Bloomberg Businessweek Diseño en San Francisco. “La arquitectura del museo busca expresar dos emociones extremas en la historia de los pueblos kurdos: la tristeza y la tragedia, que se encuentra en el peso de la historia de esta cultura; y la alegría y esperanza de una Nación que mira hacia el  futuro” comenta Libeskind.

Situado en el corazón de Erbil, en Iraq, la forma del Museo del Kurdistan es creada por cuatro volúmenes geométricos entrelazados que representan las regiones kurdas: Turquía, Siria, Irán e Irak. Estos volúmenes geométricos están recortados por una línea que se divide en dos fragmentos angulares, lo que representa el pasado y el futuro de Kurdistán. Los dos fragmentos crean una dualidad emotiva: una masa pesada y opaca, la Línea de Anfal, que simboliza el genocidio bajo Saddam Hussein; y la Línea de la Libertad, una estructura reticular llena de vegetación que asciende hacia el cielo y culmina con una llama eterna, un símbolo poderoso de la cultura kurda.

En el cruce entre las líneas de Anfal y Liberty hay un patio al aire libre, concebido como un tranquilo y espacio de meditación en el corazón del museo. El edificio de 150.000 pies cuadrados, contará también con espacios de exhibición para exposiciones permanentes y temporales, una sala de conferencias, el estado de la técnica de los recursos multimedia educativos, un extenso archivo digital de los activos históricos kurdos, así como centro de la comunidad y espacios al aire libre ajardinados para uso público. Hay una fuente de agua que se extiende desde el paisaje a través del museo, lo que hace recordar los ríos y los valles fértiles del Kurdistán. Este paisaje ofrece espacios de actuación, de estar, cafetería y un área de picnic, donde la gente puede reunirse.

El Gobierno Regional del Kurdistán espera completar este proyecto cuando la región se haya estabilizado y la confrontación contra el ISIS se reduzca al mínimo. A medida que los recursos financieros del GRK se van agotando a favor de la lucha contra el Estado Islámico, la organización está buscando financiamiento extranjero para poder culminar con el diseño del museo.

Fuente: Studio Libeskind. New York (libeskind.com/work/kurdistan-museum)
Otras Notas

Mirá la revista