Hyde Beach

Ubicado en Hollywood Beach, en el corazón del sur de la Florida, Hyde Beach House tendrá 41 pisos y una magnífica vista al océano Atlántico. El proyecto incluye 77 residencias sin amueblar, de 1, 2 y 3 habitaciones, así como 268 unidades amuebladas de condominio, con un derecho de uso máximo de 150 días al año. Todos los departamentos cuentan con grandes balcones privados con barandas de vidrio, accesibles desde el living y los dormitorios. Será un “smart building” con tecnología de avanzada, precableado con fibra óptica para Internet de alta velocidad y televisión. Las unidades cuentan con control individual de aire acondicionado y calefacción para un uso más eficiente de la energía.

 Paraiso Bay

Es otro de los edificios en preventa, en este caso en el nuevo y vibrante barrio de East Edgewater: ofrece residencias de lujo contemporáneo con vistas a Biscayne Bay y Miami Beach. En dos torres de 55 pisos cada una, el complejo contará con interiores diseñados por PIERO LISSONI y un exquisito paisajismo a cargo de ENZO ENEA. Los pisos 10 y 11 se destinarán enteramente a amenities: salón de fiestas, business center, piscina, biblioteca, salón de degustación de vinos, teatro y sala de juegos para niños.

En los espacios públicos de Paraiso Bay habrá muestras de arte permanentes.

 

Paramount

Considerado uno de los más grandes proyectos de urbanización de Estados Unidos, el Paramount Miami Worldcenter ofrece una combinación de tiendas, residencias, oficinas, hoteles y lugares de entretenimiento. Asimismo, la primera fase del complejo incluirá la creación de 7.000 nuevos espacios de estacionamiento. Entre otros detalles de lujo, el edificio de 55 pisos (las residencias estarán entre el piso 10 y el 54) tendrá piscina tipo resort, terraza de yoga, spa, áreas de picnic, centros deportivos y estudio de grabación.

Los residentes del Paramount tendrán acceso directo a un mall de 70.000 m2, con tiendas como Bloomindale’s y Macy’s.

 The Ritz-Carlton Residences

La torre de 52 pisos en Sunny Isles Beach se enmarca en un proyecto de lujo que estará listo en 2018. El famoso hotel administrará la propiedad brindando exclusivos servicios: limusina y chofer, chef personal, alquiler de botes, atención infantil, servicio de compras y gimnasio con entrenamiento personal. Las residencias y penthouses tendrán vistas al océano, así como amplias terrazas con piscinas privadas. El complejo se completará con un restaurant en la playa privada, plataforma de piscina integrada a la playa, gimnasio frente al mar y un club en el piso 33 con centro de negocios, biblioteca, dos áreas de bar y jardín. El lobby del Ritz tendrá un panel de cristal de cuatro pisos de altura con vista a la piscina y a la playa.

Otras Notas

Mirá la revista