15 de marzo de 2017

Ubicada en Mission Hills, la residencia de Shayan es la primera casa de familia  en recibir una Certificación LEED Gold en la ciudad de San Diego. Diseñada y construida por Nakhshab Development and Design (NDD), la residencia es una obra maestra de 5.679 pies cuadrados inspirada en el diseño de mediados del siglo XX y sirve como hogar de tres generaciones de la familia Nakhshab.

Lo más notable es que la casa de dos pisos cuenta con veintiún paneles solares fotovoltaicos que proporcionan 40% de compensación anual de energía. La estructura también fue construida para ser un 23,7% más eficiente en energía que la requerida por los estándares de California. Esto se logró mediante el uso de numerosas técnicas de construcción y materiales sustentables, incluyendo:

La residencia Shayan cuenta con una colección exclusiva de servicios personalizados que destacan cómo el verde también puede ser lujoso y acentuar las características “clásicas modernas” de la casa, incluyendo un gran espacio de entretenimiento rodeado por una pared de 13 pies de altura, ventanas que se erigen desde el suelo hasta el techo y una elegante chimenea de gas de ocho pies de ancho; una escalera de madera y acero hecha a medida que permite que la luz ambiental ingrese a través al nivel más bajo; un plano de piso abierto con pisos de hormigón, e iluminarias inspiradas en diseños de mediados de siglo; una espaciosa cocina con grandes alacenas de nogal, una isla expansiva y una despensa que también alberga (y por lo tanto se oculta de la vista) todos los sistemas electrónicos y de sonido. Otras características únicas son una sala de música insonorizada y hometheatre, y una ducha de gran tamaño en la suite principal.

Esta propiedad también gana ventajas únicas por la planta invertida y múltiples espacios habitables diseñados para satisfacer las necesidades de tres generaciones de la familia Nakhshab. Construida en un cañón y con acceso por una calle inclinada, la casa fue diseñada con el objetivo de que sea cohesiva, abierta y que al mismo tiempo proporcione a todos los residentes suficiente privacidad.

Espacios de vida compartidos – la cocina, comedor y sala de estar – se encuentran arriba, y ofrecen vistas panorámicas del centro de San Diego a través de una pared de ventanas. Las habitaciones comparten la planta baja con la sala de estar y sala de música. Cada habitación tiene ventanas de piso a techo y acceso al exterior, lo que hace que los espacios sean muy luminosos y abiertos. El espacioso dormitorio principal es lo suficientemente grande como para dar lugar a un privado y acogedor “refugio” para la generación más vieja de la familia.

El mayor desafío del proyecto fue la pendiente significativa que desciende de la calle al lote del cañón. A pesar de una amplitud de 5.000 metros cuadrados, el lote estuvo vacante por más de una década ya que se consideraba inaccesible a menos que un puente fuera construido para servir de paso desde la calle a la estructura del lote.

Basándose en su considerable experiencia en ingeniería, NDD estudió el terreno y superó el reto mediante la creación de dos lotes y la ingeniería de una calzada curva inclinada para el acceso a cada uno. Debido a que NDD es una empresa de servicio completo que gestiona todo, desde la concepción de un proyecto de diseño, ingeniería y construcción en última instancia, la residencia Shayan fue construida en un tiempo eficiente y altamente rentable. Desde la innovación hasta la ocupación final, el equipo tardó aproximadamente 11 meses.

Originaria de Irán, la familia Nakhshab da un gran valor al mantenimiento y fortalecimiento de su herencia cultural de generación en generación.

Al alojar a tres generaciones de la familia bajo un mismo techo, no sólo es la familia capaz de minimizar los costos de vida como los pagos de hipoteca, facturas de servicios públicos y cuidado diario, también son capaces de mantener sus fuertes tradiciones culturales.

Fuente: Nakhshab Development and Design – nddinc.net
Imágenes cortesía de: Nakhshab Development and Design – nddinc.net
Otras Notas

Mirá la revista