Marqués de Riscal, una de las históricas bodegas de La Rioja Alavesa, forma parte de La Ciudad del Vino de Elciego y ha sido el punto de partida para el edificio diseñado por Frank O. Gehry que integra el complejo.

Imágenes cortesía de Marqués de Riscal, Daniel del Castillo, Emilio Pérez y Quim Roser www.marquesderiscal.com

 

La Ciudad del Vino es un complejo de 100.000 m2 ubicado en Elciego, España, integrado por la bodega Marqués de Riscal y un edificio diseñado por FRANK O. GEHRY que aloja al hotel de lujo que lleva su nombre, al Spa Vinothérapie® Caudalie y dos restaurantes. “La Ciudad del Vino se enmarca dentro del Proyecto 2.000, plan estratégico de la compañía que tiende un puente entre los siglos XIX y XXI, ya que supone una apuesta entre tradición y vanguardia: construcción de una bodega (San Vicente) con la tecnología más avanzada, la inversión en un nuevo botellero, la instalación de un laboratorio para el control y análisis de vino, y en general, todas las mejoras tecnológicas para estar a la última y garantizar la máxima calidad de los vinos”, explican desde la bodega.

Imágenes cortesía de Marqués de Riscal, Daniel del Castillo, Emilio Pérez y Quim Roser www.marquesderiscal.com

Vinos con historia

La bodega Marqués de Riscal, cuyo edificio original fue diseñado por el ingeniero RICARDO BELLSOLA BAYO, inició sus días en 1858, siendo hoy una de las más antiguas de la comunidad de La Rioja. Desde sus comienzos se destacó por la elaboración de vinos según los métodos bordeleses. En 1895 Marqués de Riscal fue el primer vino cultivado fuera de Francia en recibir el Diploma de Honor de  la  Exposición de Burdeos. En 1972, la bodega fue pionera en promover la Denominación de Origen Rueda, con la que se elaboran sus vinos blancos. Actualmente sus variedades están presentes en más de 110 países, a los que se exporta el 65% de la producción de la bodega.

Imágenes cortesía de Marqués de Riscal, Daniel del Castillo, Emilio Pérez y Quim Roser www.marquesderiscal.com

Un brindis con Frank

Con la intención de darle más solidez a la imagen de Marqués de Riscal, desde la bodega comenzaron a buscar un aliado que pudiera traducir su tradición e identidad en arquitectura. FRANK O. GEHRY fue convocado para proyectar el Chateâu del Siglo XXI, hoy Hotel Marqués de Riscal. Para transmitir al arquitecto el encanto de sus vinos en un primer encuentro, desde la bodega eligieron un ritual inolvidable: lo invitaron a degustar una botella del año de su nacimiento (1929) que se encontraba guardada en La Catedral de Marqués de Riscal, el santuario que custodia y conserva vinos elaborados desde 1862.

Imágenes cortesía de Marqués de Riscal, Daniel del Castillo, Emilio Pérez y Quim Roser www.marquesderiscal.com

 

“Necesitábamos cambiar todo el concepto y la mentalidad de la cultura del vino, empezar de cero. Pero claro, nosotros venimos de Bilbao, por lo que también veíamos lo que estaba pasando con el nacimiento del Guggenheim. Si el Museo había conseguido poner a Bilbao en el mundo, ¿por qué no intentar el ejercicio de poner a Riscal en el mundo del vino a través de la arquitectura?”, cuentan. Al igual que el museo, el edificio fue revestido de titanio coloreado y acero inoxidable. La paleta cromática que cubre los voladizos exteriores fue elegida para potenciar el entorno, sin descuidar el vínculo con el producto: el rosa se eligió para simbolizar al vino tinto; el dorado es el que usa la bodega para las mallas que envuelven las botellas, y el tono plateado, el de las cápsulas que se utilizan en ellas. El diseño interior del hotel también estuvo a cargo de GEHY, quién eligió piezas de AALVAR AALTO, B&B y Bang & Olufsen para ambientar las 43 habitaciones. La lectura de GEHRY sobre el paisaje, la antigua bodega y su familia de vinos dio como resultado una arquitectura contemporánea y voluminosa, atractiva a lo lejos e impactante de cerca: transmite la tradición de más de 150 años de Marqués de Riscal con el foco puesto en la evolución de la empresa y el futuro del vino.

Imágenes cortesía de Marqués de Riscal, Daniel del Castillo, Emilio Pérez y Quim Roser www.marquesderiscal.com

Los hits de Marqués de Riscal

Barón de Chirel (1986) fue el primer vino de autor de la bodega
Frank Gehry 2001 es un homenaje al arquitecto: es una selección de uvas de la variedad Tempranillo, de viñas de más de 80 años. Tiene una crianza en barrica de 22 meses.
Nombrada una de las 10 marcas de vino más admiradas del mundo por Drinks International (2011)
Elegida Mejor Bodega Europea por la revista Wine Enthusiast (2013)

Imágenes cortesía de Marqués de Riscal, Daniel del Castillo, Emilio Pérez y Quim Roser www.marquesderiscal.com

FICHA TÉCNICA

Proyecto: Bodega Marqués de Riscal
Estudio: Frank O. Gehry
Web: www.marquesderiscal.com
Ubicación: Elciego, Álava (España)
Superficie: 6940 m2
Año: 2006
Fotografía: cortesía de Marqués de Riscal, Daniel del Castillo, Emilio Pérez y Quim Roser

Otras Notas

Mirá la revista