03 de octubre del 2016

Ubicada en el cruce de Europa y Asia, Estambul fue por mucho tiempo un amalgamado de culturas. La expansión del desarrollo, la inversión global y el abundante turismo están reafirmando la región a pesar de los desafíos políticos. El diseño está en el corazón de esta transformación y marca el renacimiento de Estambul como un destino global. Situado al oeste de la ciudad, el diseño toma ventaja de su conexión al río Marmara, la belleza natural de la topografía local.

La pieza central del desarrollo es un puerto pequeño, previsto como una serie de islas artificiales, concebidas como una alternativa a un rompeolas utilitario. Se armonizan con el paisaje natural de la región y se extienden por el mismo. Organizadas al rededor de un nodo perlado, las islas forman un puerto para 500 yates y un muelle de cruceros. Su actividad varía entre una activa vida nocturna, entretenimiento, actividades familiares o para realizar entre amigos e instalaciones de investigación marina.

Torres esculturales se ciernen sobre el borde de las islas, alternando con terrazas que caen en cascada sobre el agua, imitando mesetas naturales de la región. Los edificios capturan vistas espectaculares sobre el pequeño puerto y el río. Alojamientos lujosos posicionarán a “La Perla” como el segundo hogar para las elites del mundo, con habitaciones totalmente equipadas y departamentos a precios accesibles. El proyecto presentará una fachada acogedora para la comunidad con servicios al nivel del suelo, servicios y cafés tradicionales integrados a las bases de las torres.

Fuente: Forum Studio – www.forumstudio.com
Imágenes cortesía de: Forum Studio – www.forumstudio.com
Otras Notas

Mirá la revista