26 de septiembre de 2017.

Encastres visuales.

Diseñada por el estudio Paz Arquitectura  en Santa Rosalía, Guatemala, la Casa Corallo integra al bosque que la rodea como parte de su identidad: uno de sus árboles atraviesa el centro de la vivienda, sirviendo como eje visual y estético, además de elemento conector en el espacio de doble altura. “El diseño se elaboró buscando ordenar los espacios alrededor de los árboles  con  el  propósito  de  no derribarlos”, explican los arquitectos. La casa, hecha en hormigón encofrado a la vista, revestimientos en madera y grandes paños vidriados, ordena sus 747 m2 en desniveles.

Imágenes cortesía de: Andrés Asturias – www.pazarquitectura.com.

Con espíritu mediterráneo.

El futbolista italiano FABIO BORINI y su esposa, la modelo británica ERIN O’NEILL, convocaron a NATALIA ZUBIZARRETA para desarrollar el estilismo de su casa de verano en las Islas Baleares, Ibiza, construida por la empresa Contratas ISI. “Querían una vivienda cálida en tonos neutros: piedras, blancos, grises, negros. Siempre alejados de cualquier toque de color estridente. Buscaban sofisticación sin caer en excesos”, comenta la interiorista. La vivienda cuenta con 500 m2 cubiertos, 500 m2 de jardín y 160 m2 de terrazas. El espacio de doble altura conecta a la planta alta con la baja y mira hacia la piscina: el recorrido de la escalera fue intervenido con un jaula en hierro esmaltado y el living se ambientó con luminarias de la firma Foscarini, sillas de PATRICIA URQUIOLA y mesa de ANDREU WORLD.

Imágenes cortesía de Erlantz Biderbost – www.nataliazubizarreta.com.

De plano cortado.

Sobre un terreno de más de 800 m2 en Don Torcuato, Buenos Aires, la casa TZ diseñada por Centro Cerro Estudio despliega sus 355 m2 dentro de un barrio privado que linda con el Río Reconquista. En la planta baja se encuentran el estar, el comedor, la cocina, la galería y un hall conectado con un estudio-taller para recibir visitas laborales, mientras que en la planta alta se ubican los dormitorios y el playroom. “La estructuración y estratificación de los locales se define a partir de su ambiente principal: un espacio de estar en doble altura, abierto a la vez a las mejores vistas del lago y al sol de la mañana que se filtra por un jardín al este”, cuenta el equipo del estudio. Este espacio vincula las funciones domésticas de uso común, ofreciendo visuales amplias y conexiones con todos los ambientes.

Imágenes cortesía de Joaquín Portela y Leonardo G. Valtuille – www.centrocero.com.ar.

Mirador interior.

Diseñada como una caja contenedora, la Casa Impala del Estudio Galera se distribuye en 435 m2 en el bosque de Cariló frente a una reserva forestal. El hormigón, el hierro, la piedra, el aluminio y la madera vinculan su diseño con la geografía y ofrecen una estructura sólida e imponente con bajo mantenimiento. Desde la planta baja, dedicada a los usos públicos, el bosque queda enmarcado en las amplias carpinterías de piso a techo: “Por momentos domina el paisaje desde la altura, para luego fundirse en relación directa con el lote por medio del solárium/pileta”. Las luminarias colgantes aprovechan la doble altura del estar para generar un efecto escenográfico, en donde el espacio de TV invita al entretenimiento sin aislar a los habitantes del resto de la planta.

Imágenes cortesía de Diego Medina – www.estudiogalera.com.

Pasarela doméstica.

Ubicada en el Municipio de Butocuato en San Pablo, Brasil, la casa homónima diseñada por el estudio FGMF propone un juego de columnas, plantas elevadas y espacios de doble altura que se conectan a través de una pasarela que recorre el interior de la vivienda y llega hasta el jardín, cruzando por encima de la piscina. Los bloques que organizan el interior de la casa están inspirados en la arquitectura moderna de San Pablo, en particular en el trabajo del arquitecto JOAO BATISTA VILANOVA ARTIGAS. “La residencia busca investigar las relaciones entre el interior y el exterior a través de una serie de espacios intermedios, que reflexionan sobre los límites de los balcones, las áreas de descanso y las áreas tradicionales como el living”, comentan los arquitectos.

Imágenes cortesía de Rafaela Netto – www.fgmf.com.br.

Entre piedra y madera.

Ubicada en Santa Mónica, en Uruguay, la casa Flora de La Laguna diseñada por EVELYN HERRERA posee 400 m2 y fue construida con materiales traídos de Indonesia. “Basada en esta locación privilegiada, la intención arquitectónica persigue la proyección de los espacios interiores hacia el exterior, logrado a través de una fachada de vidrio que abre la casa hacia este increíble escenario”, explica la arquitecta. El living de doble altura es el protagonista de la casa: entre muros de piedra, biombos de bambú, un hogar vertical y acceso directo al deck y piscina, es el ambiente perfecto para comenzar el día con una gran vista o terminarlo luego de una cena en buena compañía.

Imágenes cortesía de Evelyn Herrera – www.eh-architect.com.

Loft en dos tiempos.

El estudio Neuman Hayner Architects diseñó una casa para una familia que buscaba sentirse de vacaciones en una vivienda que sirviera para todo el año. Sus 380 m2 fueron distribuidos en forma de L con dos cubos separados por un pasillo: “Hablamos sobre el ambiente que puede darnos un loft en Nueva York, pero también sobre la esencia wabi sabi que queríamos lograr”, cuentan los arquitectos. El cubo frontal fue planteado como un espacio de doble altura que contiene las áreas públicas: el acceso principal, el living, la cocina y el comedor en la planta baja, y un estudio en el primer piso. El diseño interior aprovechó los metros de caída para lucir artefactos de luz colgantes y asientos en voladizo.

Imágenes cortesía de Amit Gosher – www.nh-arch.com.

Paisaje selvático.

En un lote de 1250 m2 ubicado frente a lagos y bosques nativos de Goiás en Brasil, la casa Aldeia 082, diseñada para una familia por el estudio Dayala e Rafael, logró integrar el paisaje sin renunciar a la privacidad de sus espacios gracias a la pendiente natural del terreno y la instalación de áreas de ocio en mesetas elevadas a cuatro  metros sobre el nivel de la calle. La doble altura del estar y el espacio semi-cubierto ofrecen dos planos de vistas hacia el exterior y una circulación limpia entre las dos plantas.

Imágenes cortesía de Leandro Moura – Studio Onzeonze – www.dayalaerafael.com.br.

Visuales corredizas.

El departamento Fidalga 727, en San Pablo, fue proyectado por Sub Estúdio de manera integral, contemplando la obra arquitectónica y el diseño de interiores. La unidad cuenta con dos plantas: en la baja se encuentran las áreas públicas y en la alta las privadas. El living conecta ambas a través de un espacio de doble altura en dos dimensiones: hacia adentro, con la ventana del estudio que se ubica en el primer piso; hacia afuera, con las pocas de los árboles que crecen en altura del mismo modo que el dúplex.

Imágenes cortesía de Fran Parente – www.subestudio.com.br.

Granja sobre las dunas.

Diseñado por el estudio Archispektards para un profesional del kitesurf y su familia en Letonia, la casa Dune mira hacia el Mar Báltico con un paisaje que reproduce escenas bucólicas y costeras. Además de su particular estructura irregular, la casa llama la atención por el revestimiento de su techo, realizado con juncos según un método constructivo artesanal propio de la zona. “Los espacios en diferentes niveles crean una magnífica experiencia en la que surgen interacciones sociales”, cuentan los arquitectos. La doble altura conjuga el estilo relajado y cálido de una casa de granja con el diseño de interiores de una vivienda despojada y contemporánea.

Imágenes cortesía de Juozas Kamenskas – www.archispektras.lt.
Otras Notas

Mirá la revista