04 de septiembre de 2017.

El nombre “Gambler” deriva del término inglés “jugar”.

Con la voluntad de reforzar la marca, se pensó un proyecto dentro del otro; donde cada uno atiende sus específicamente su propios requerimientos funcionales y maneja su propia estética.

Dominando la escena urbana: la fábrica industrial Gambler de cervezas. Se ve desde lejos un espacio pulcro, llamativo y brillante que oficia de “Backastage”. Es utilizado como Marco de Referencia de la Marca: recuerda de fondo a los clientes cuan artesanal es la cerveza ofrecida.

Dentro de la destilería: la tienda Gambler, dispuesta como un Set de Filmación que evoca una tienda de ramos generales de mediados de siglo pasado.  El cliente pasa a ser el actor de su propia experiencia Gambler. Se sumerge cual película en un mundo creado pura y exclusivamente para él.

UNA TIENDA VINTAGE DE RAMOS GENERALES.

El objetivo de Carbono Atelier fue evocar los valores de las viejas tiendas y almacenes, donde el cliente hacía de aquellos lugares, una extensión natural de su hogar.

Dentro del atelier, se busco reinterpretar aquellos elementos antiguos y sabios que permitieran al vendedor acercarse nuevamente al cliente. En Gambler la experiencia de la compra debía volver a ser un espacio de disfrute en sí mismo.

Se encontró la respuesta en las antiguas tiendas departamentales y de ramos generales. Se readaptó principalmente de las antiguas tipologías 3 elementos clave:

La escala doméstica:

Se trabajó fuertemente en la escala dentro del set para que el cliente se sintiera inmediatamente a gusto. Se hizo uso de una modulación integral de cada elemento arquitectónico para que el cliente, en su subconsciente, reconozca y se apropie de las medidas, rápidamente.

El display intuitivo:

Se debía guiar a los clientes por el mundo de la cebada y el lúpulo,  pero sin generar distanciamiento entre ellos y el producto.

Lo importante fue siempre que: la cerveza, los botellones, y todo lo necesario para la compra, estuviera al alcance del consumidor. Trabajamos el display de manera sintética para no desviar la atención. Cada producto tiene su lugar y cada elemento informativo está ubicado según la visión del cliente. El objetivo es dar esa sensación de entender un espacio, de entender el producto.

El Mostrador Gambler:

El mostrador es más fino de lo normal, con la intención de estrechar el vínculo cliente-vendedor. Se dispuso de una superficie de corcho, donde se sirven las muestras de estilos, y los botellones a llenar. Es el elemento donde se produce el intercambio más importante, el momento de mayor contenido sensorial.

Ficha técnica:

Proyecto y dirección técnica: Carbono Atelier – www.carbonoatelier.com.
Diseño interior: Carbono Atelier – www.carbonoatelier.com.
Superficie: 90 m2.
Ubicación: Buenos Aires, Argentina.
Año: 2017.

Fuente: Carbono Atelier – www.carbonoatelier.com.
Imágenes cortesía de: Carbono Atelier – www.carbonoatelier.com.
Otras Notas

Mirá la revista