Uno de los objetos urbanos al que menos belleza se le otorga es el tacho de basura…al menos hasta ahora. Inspirado en el diseño de los antiguos y tradicionales tachos de chapa, el equipo de Design Fabrika diseñó la serie Bins Collection, ocho cubos de residuos que han sido convertidos en una silla, un taburete, un puff, una mesa, un peinador, un barril que sirve como dispenser de bebidas, un vanitory y un tacho para la ropa. Próximamente, sumarán un nuevo integrante a la familia: una parrilla de jardín. “Transformamos el viejo cubo basurero de chapa en piezas funcionales para usar en interiores y exteriores. En comparación con los de plástico, los de chapa son un objeto hermoso: las manijas y la tapa tienen un encanto especial. Queríamos evitar la desaparición de la belleza de estos artefactos callejeros y hacerlos revivir”, aseguran los creativos del estudio.

Conciencia callejera

Los renovados objetos nacen de tachos viejos que son reutilizados y también de piezas nuevas producidas especialmente. Adaptarlos a su funcionalidad, sin embargo, llevó su tiempo: para lograr un óptimo funcionamiento debieron lograr, por ejemplo, que la silla no se hundiera bajo el peso humano y que los taburetes no se volcaran. Por otro lado, los diseñadores buscaron que los productos conservaran su aspecto de tacho de basura en uso, además del de un objeto pintoresco para interiores.

La construcción de las piezas se hace con la misma estructura de metal de los cubos de basura, reforzada con elementos mecánicos: “Para lograr que el producto fuera más delicado y marcar el contraste entre la parte metálica y los complementos, usamos tapizados de cuero fino y de tela”, cuentan los hacedores de la colección, cuya producción se hace únicamente a pedido. Además de su original estética de intervención, la colección reflexiona sobre la conducta urbana y los usos domésticos  vinculados con los residuos.

Puertas adentro

El cyan, el magenta y el naranja le imprimen personalidad a la chapa gris, reformateando la estética clásica y callejera de los cubos en mobiliario de para el hogar: livings y dormitorios se convierten en escenarios inmejorables para relajarse en una silla Bin, con las piernas estiradas sobre su puff hermano. Una mano baja la manija del dispenser de cerveza y llena el vaso que inicia la fiesta. ¡Bin bin!

Imágenes cortesía de Andrew Lloyd / Mark Wilson Photography www.designfabrika.cz

FICHA TÉCNICA
Proyecto: Bins Collection
Diseñador: Design Fabrika
Ubicación: Williamsburg, Nueva York (República Checa)
Año: 2014

Otras Notas

Mirá la revista