En la codiciada zona de Tribeca Norte, en Manhattan, el estudio ANDREW FRANZ Architect logró convertir el último piso y el techo de un almacén de caviar de 1884 en un loft de 278 m2 de singular carácter, organizado en múltiples niveles. La residencia se estructuró alrededor de la relocalización del entrepiso: se logró así un patio interior hundido con ventanas retráctiles de vidrio que conecta con el jardín de la terraza. Así, el interior del loft se vincula directamente con el exterior y esa conexión permite que el techo de cristal ilumine y dé calidez a toda la casa. Asimismo, al ser retráctil, el techo auspicia la entrada de aire en esos ambientes que en el pasado padecían de oscuridad y estaban mal ventilados.

Carácter sustentable

El sello sostenible estuvo dado no sólo por la recuperación y restauración de materiales, sino también por la utilización de nuevos sistemas energéticamente eficientes. El proyecto contempló, además, el uso de productos locales tales como los electrodomésticos, el techo retráctil de cristal, la perfilería de metal y las alacenas de la cocina. Asimismo, en la nueva terraza se colocaron adoquines de piedra azul y una mayoría de especies de plantas nativas que requieren poca agua, a la vez que aíslan el ambiente de abajo.

Ese espacio exterior verde que funciona como un oasis en pleno Manhattan se completa con sillas y sofás del estudio de diseño holandés Piet Boon, la firma italiana de mobiliario Arper y la estadounidense Knoll. Otro interesante contrapunto del loft se advierte entre las amplias zonas comunes y la privacidad que proveen las habitaciones y los baños.

La ambientación

Los ambientes del interior, enormes, fueron pensados para el disfrute. En el centro de esa búsqueda, la ‘escalera al cielo’ transporta hacia ese magnético cubo de cristal que funciona como jardín de invierno. Bañado así de luz natural, el loft fue decorado con mobiliario vintage, con sillas, sillones, modulares, mesas bajas y altas de firmas como Hans Wegner, Brochier, Karkula, Niels Vodder, Orange LA, Token, PP Møbler e incluso del mismo estudio Andrew Franz. Los objetos de iluminación, entre los que predominan las lámparas de mesa y las de techo, estuvieron a cargo de firmas como Peter Rockel, Arteluce, Vistosi, Rewire, Wyeth, Serge Mouille, Flos, Alvar Aalto y Otto by Andrew Franz.

Imágenes cortesía de Albert Vecerka/Esto www.andrewfranz.com

FICHA TÉCNICA
Estudio: Andrew Franz Architect
Proyecto: Loft Tribeca
Ubicación: Manhattan, Nueva York (Estados Unidos)
Superficie: 278 m2
Año: 2013

Otras Notas

Mirá la revista